Editorial: Haití, un año después

Editorial: Haití, un año después

Haití sigue devastada y en estado de emergencia.

11 de enero 2011 , 06:27 p.m.

    Eran las 4:53:09 p.m. del 12 de enero del 2010 cuando Haití empezó a caerse como un castillo de naipes. Pocos minutos después, un terremoto que marcó 7,0 en la escala de Richter (el de Armenia, en 1999, registró 6,4) había arrasado con buena parte de la isla.

    Aunque la cifra exacta nunca se sabrá, cerca de 200.000 personas murieron, 390.500 construcciones -entre ellas el Palacio Presidencial- se derrumbaron, 1,5 millones de ciudadanos quedaron sin casa y los daños generales suman 7.800 millones de dólares, equivalentes al 120 por ciento del PIB.

    Cuando la destruyó el sismo, Haití ya era víctima de calamidades crónicas. Era entonces el país más pobre del hemisferio occidental, con 9,8 millones de habitantes concentrados en un territorio apenas mayor que el de Cundinamarca. La mitad de los haitianos vivía con menos de un dólar al día, 200.000 personas sufrían de sida o virus de inmunodeficiencia humana (VIH), 4 de cada 5 no tenían acceso a instalaciones sanitarias, el 25 por ciento de los niños entre 5 y 14 años trabajaba y solo 1 de cada 2 acudía a la escuela.

    Paradójicamente, la catástrofe llegó en un raro momento de optimismo, cuando una comisión de la ONU encabezada por Bill Clinton había logrado apaciguar un país roído por la corrupción y el sectarismo político. Esto hizo de la tragedia algo "cruel e incomprensible", según el presidente de EE. UU., Barack Obama.

    En el año transcurrido desde entonces, Haití ha sufrido varios desastres más. El 20 de enero sobrevino otro temblor, esta vez de magnitud 6,1; en octubre se presentó una epidemia de cólera que dejó 3.400 víctimas mortales; finalmente, el 7 de diciembre se produjo un sismo político, con la celebración de unas elecciones cuyos resultados son sospechosos de fraude. El próximo domingo debería celebrarse la segunda vuelta, pero fue pospuesta porque aún no se conocen cifras precisas de la primera.

    El mundo se conmovió con las imágenes de la devastación en este antiguo emporio de esclavos. República Dominicana, que comparte la isla con Haití, no ahorró esfuerzos para ayudarle. Tampoco, las entidades internacionales, una de las cuales, la ONU, perdió a 101 empleados bajo las ruinas.

    Sin embargo, cumplido un año, mucho de lo prometido y lo esperado no pasa de las buenas intenciones. Menos de mil viviendas fueron rehabilitadas y aún aguardan montañas de escombros por recoger: ocho millones de metros cúbicos. Más de 700.000 adultos y 300.000 niños siguen viviendo en condiciones insalubres, hacinados en carpas. Amnistía Internacional denuncia que en muchos de esos campamentos se abusa cada noche de cientos de mujeres.

    El ministro de Obras Públicas, Jacques Gilbert, reconoce que "las acciones del Gobierno han sido insuficientes" y la directora de la ONG Intermón Oxfam afirma que "es muy decepcionante la situación".

    La Cruz Roja acepta en su sede suiza que "nadie puede decir que la acción humanitaria ha sido un éxito en Haití". Más pesimista, la ONG española Mensajeros de la Paz sostiene: "No se ha reconstruido nada". El gobierno haitiano es corrupto e incapaz, y el terremoto asoló los archivos públicos. Muchos recursos tardan en llegar.

    Estados Unidos ofreció 2.000 millones de dólares y solo ha entregado 1.150; los demás flotan en el pantano burocrático. Por su parte, la Unión Europea se comprometió con 1.600 millones de dólares y solo ha otorgado 560.

    El único consuelo es que llega un nuevo año y Clinton dice que el 2011 "verá una gran aceleración". Ojalá. Porque Haití sigue devastada y en estado de emergencia.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.