Así va película de la mujer de 'Carecuchillo' que entró a la cárcel

Así va película de la mujer de 'Carecuchillo' que entró a la cárcel

Jaime Guerrero González, guardia de Inpec más enredado por el caso, dijo que 'sólo autorizó charla'.

notitle
07 de enero 2011 , 09:14 p.m.

Simplemente, afirmó que se limitó a hacer valer los derechos de uno de los presos más peligrosos del país: Dúmar Guerrero, 'Carecuchillo', luego de que una mujer se coló en el pabellón de máxima seguridad de La Picota hace dos semanas.

Desde hace dos semanas, cinco guardianes del Inpec han venido rindiendo declaraciones disciplinarias por el escándalo. Ellos estaban a cargo de la seguridad del pabellón.

La última diligencia se realizó el 4 de enero pasado, cuando una comisión especial realizó una inspección en la cárcel para verificar la ruta que, según el expediente, siguió Yuli Marcela Murillo para ingresar el 22 de diciembre a la celda de 'Carecuchillo', donde fue sorprendida en paños menores por la propia Directora de La Picota, quien denunció el caso.

Los guardianes están suspendidos mientras hay una determinación final por los cargos de permitir que 'Carecuchillo' tuviera un beneficio - "visita íntima", dice el expediente- al que no tenía derecho. Entre otras razones porque estaba en La Picota provisionalmente, en cumplimiento de una diligencia judicial a la que justo ese día se negó a asistir.

De ellos, el más cuestionado es Guerrero, que tiene rango de inspector (suboficial) y ese día era comandante de la guardia en el pabellón. En sus descargos, conocidos por EL TIEMPO, afirmó que fue él quien autorizó que la mujer sostuviera una charla con 'Carecuchillo', más no una visita conyugal.

"Al mediodía se me acercó el dragoneante Pulido Beltrán Roger (también investigado) y me manifestó que le diera permiso para que hubiera un diálogo entre el interno Dúmar de Jesús Guerrero ('Carecuchillo') y una ciudadana que estaba dentro del establecimiento visitando a otro interno -dijo el suboficial-. (...) Si bien es cierto que nos encontramos frente a un interno de alta peligrosidad, el cual se fugó el 24 de febrero del 2010, también es cierto que el interno es un ser humano y por ende tiene el derecho de cruzar palabras con otras personas".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.