Minagricultura tiene en la mira a los Montes de María

Minagricultura tiene en la mira a los Montes de María

Ordena revisar masiva compra de tierras a campesinos de la región .

notitle
02 de octubre 2010 , 10:17 p.m.

El Gobierno aún no sabe qué va a hacer en los Montes de María, una de las áreas más fértiles, codiciadas y estratégicas, ubicada entre Sucre y Bolívar.

Lo único concreto es que el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, acaba de ordenar un estudio de la región, evaluar la revisión de todas las compras masivas de tierra y frenar "la corriente de avivatos que sigue haciendo adquisiciones abusivas".

La idea es saber quiénes y cómo se incrustaron en la zona luego de que se limpió del azote de Farc y de 'paras'.

Pero, irónicamente, lo primero que hallará el Gobierno Santos es que fue el propio Estado el que, en el 2007, terminó vendiéndole a la poderosa cobradora Covinoc viejas deudas que campesinos tenían con la Caja Agraria y que respaldaron con sus parcelas.

Covinoc contrató a un ejército de abogados para ubicar a los parceleros y cobrarles.

Ese fue el caso de Olga Villegas cuya tierra -adjudicada por el Estado en 1983 y amparada por una Ley que protege bienes de desplazados- terminó en manos de la Agropecuaria Vélez Arango, cuando Covinoc levantó la hipoteca.

A la vez, los empresarios Álvaro Ignacio Echeverría y Luis Esteban Echavarría empezaron a comprar (con su firma Tierras de Promisión) y a invitar a que los emularan.

"¡La guerra se va a ganar!, compren, compren", les dijo a inversionistas Álvaro Echeverría, quien reconoce ser el gran convocante y pionero de las compras masivas.

Su socio, Esteban Echavarría, dice que la idea de invertir vino tras oir a un funcionario del Gobierno, mientras montaban caballo con el presidente Uribe, en la Navidad del 2006: "Manifestó su inquietud porque se venía recuperando la zona, pero le angustiaba que salieran las Farc y la gente no volviera, y dijo que había que generar empleo".

La hectárea se empezó a comprar a 300.000 pesos y ya va bordeando los 3 millones.

Olga Villegas vendió a 780 mil pesos. Pero Alberto Pacheco, con un predio de 130 hectáreas (protegido), vendió a 30 mil la hectárea: "Ese es el precio del avalúo catastral, lo que se pagó está en la compraventa", aclara Echavarría.

La gran reventa

Hoy, 75.000 hectáreas de campesinos o de pequeños y medianos ganaderos son ya de empresarios paisas. Y hay ventas en proceso. La evidencia son decenas de registros, cámaras de comercio y testimonios que EL TIEMPO y el equipo de apoyo legislativo de Iván Cepeda ubicaron durante 45 días, tras el debate sobre el despojo que hizo el congresista (ver entrevista).

Tan sólo Álvaro Echeverría ha adquirido 9.600 hectáreas y cerca de la mitad las englobó y revendió más caras: "La Constitución no lo prohíbe, es un negocio como cualquiera. De esas hectáreas unas mil eran de parceleros y nadie los presionó. Todo es legal, revisen cada compra", dice.

Uno de sus clientes fue Cementos Argos, que llegó en el 2005. La firma dice que compró las tierras a propietarios que mostraron documentos en regla y hoy tiene 11 mil 200 hectáreas para reforestación dentro de su programa de responsabilidad social.

Al igual que Echeverría, una decena de personas se dedicó a comprar y revender tierras, consignándolas en gigantescos fideicomisos de conglomerados empresariales (vea en eltiempo.com las consignaciones en fideicomisos ).

¿Cuál fue el papel de Covinoc? No respondió los mensajes de EL TIEMPO. Pero Álvaro Echeverría dice que algunas veces contactaron a uno de sus representantes para que le rebajara la deuda a los parceleros que vendían.

Lo concreto es que el Gobierno quiere descartar casos de estafa o lesión enorme a campesinos e identificar proyectos viables en la zona.

"¿Nos van a comprar? ¿a expropiar? La ley también nos protege", dice Echeverría.

La preocupación es que hay otro paquete de deudas de campesinos con el Incora en manos de la Central de Inversiones (CISA), entidad que le vendió a Covinoc las deudas en los Montes de María. Y Cisa no descarta su venta.

En duda, zona de reserva campesina

La idea que lanzó el Gobierno, la semana pasada, de declarar los Montes de María zona de reserva campesina, está en veremos y las únicas tierras que se han podido recuperar en la región son las de los ex 'paras' Salvatore Mancuso y 'Cuco' Vanoy. Este último, compró, en 1.229 millones, 8 predios del narco Juan Ramón Matta, a través del actual concejal de Necoclí (Antioquia) Julio López Ovalle, quien dice que no sabía para quién era esa compra.

'Esta es una prueba de fuego'', Iván Cepeda, representante a la Cámara del Polo.

¿Con qué se va a encontrar a el Gobierno en esa zona?

Consorcios que usando información privilegiada de fuentes (y se menciona a Covinoc), hicieron grandes compras en las que salen perjudicados quienes perdieron sus tierras por el desplaza- miento. Eso debe ser objeto de una seria revisión y de acciones judiciales. Es evidente que funcionarios promovieron esas compras y deben responder política y judicialmente.

¿Es viable reversar alguna ventas si hay anomalías?

El Estado tiene instrumentos pero falta ver si hay voluntad política. Es una prueba de fuego para el Miniagricultura.

Empresarios dicen que los satanizan, que ellos generan cientos de empleos...

Los entes competentes tienen la última palabra. Pero el concepto de tercero de buena fe va a tener que ser examinado cuando se discuta la Ley de restitución de tierras.

u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.