Casi un 70 por ciento de remesas en el Valle se destinan a alimentación y poco al ahorro o inversión

Casi un 70 por ciento de remesas en el Valle se destinan a alimentación y poco al ahorro o inversión

El departamento recibió unos 2 billones de pesos en 2009, que en su mayoría fueron para consumo y no para aghorrar. Piden del Estado acompañar usos productivos y un retorno asistido.

31 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

A sus 59 años, un preinfarto hizo regresar de España a Arnoldo ( * ), luego de doce años en ese país. En ese tiempo, su hijo empezó una carrera de administración, pasó luego a artes y ahora está en una tercera.

Contaba que tenía casa, pero su familia no le había dicho que todo ese tiempo vivieron de arriendo y todo se fue en comida y otros gastos. Acabó sus ahorros, su hijo aún no trabaja y ante los gastos acostumbrados, su esposa le pidió que se regresara y así lo hizo. Pero por su salud y edad ahora su situación no es la mejor en España.

Ese cuadro familiar refleja un tanto las perspectivas de un retorno sin acompañamiento o asesoría estatal o de entidades y el uso que las familias hacen de los recursos que parientes envían.

Es la situación analizada en el foro Propuestas de Políticas Públicas Integrales Migratorias, realizada en Cali, promovido por la Fundación América España Solidaridad y Cooperación (Aesco), con participación de la Gobernación del Valle, y la Organización internacional para las Migraciones (OIM).

Álvaro Ruge Mapi, director de Aesco, resalta que de acuerdo con censos del DANE. Unos 3,3 millones de colombianos viven en el exterior y en un 90 por ciento migraron en busca de oportunidades, es decir, por razones económicas. "Un 90 por ciento de la migración tiene causas económicas, buscando oportunidades que no encuentran en el país", dice.

Aún cuando el Valle es la región con más personas en el exterior -unas 70.000- seguida de Bogotá, en tercer lugar Antioquia y luego Risaralda, en el departamento el tema apenas está siendo estudiado.

Además, es de los que más se beneficia de la remesas. Julio Escobar Potes, jefe regional de estudios del Banco de la República resalta que los 4.145 millones de dólares que por remesas ingresaron el país el año pasado, 1.125 millones -unos 2 billones de pesos- fueron para el Valle, lo que representa un 4 por ciento del PIB del Departamento.

El uso de esas remesas tiene dos caras: por un lado sirve para satisfacer necesidades básicas de los hogares y a su vez genera consumo y demanda interna, pero tiene el agravante de que no hay ahorro y no se está dando un uso productivo. Además, como señala Ruge, no hay una estrategia estatal para un retorno programado.

María Gertrudis Roa Martínez, investigadora de la Universidad del Valle, resalta que una encuesta en 209 hogares de estratos 2 y 3 que reciben remesas desde España, mostró que el 60 por ciento vive en casa propia, un 25 por ciento paga arriendo y otros viven con otros familiares o allegados.

Esto mostraría que para un buen porcentaje no se cumple el sueño de casa propia, por el que muchos se han ido.

Un 68,4 respondió que los ingresos se destinan para alimentación. Otros usos son el pago de servicios y telefonía sola es un rubro importante, además de educación.

"Aún cuando es difícil que las personas revelen cuánto reciben, el 72 por ciento dijo que menos de un millón de pesos, un 16 por ciento hasta millón y medio y más de esa cifra el porcentaje restante.

Migración tiene rostro femenino

De acuerdo con la investigación de Univalle, que se centró en hogares que reciben remesas desde España, el 57 por ciento de los migrantes son mujeres, pero el 61,3 de quienes envían son mujeres, es decir, tienen más responsabilidad con las familias que quedaron.

Del total, el 67 por ciento responde por padres, hijos o su pareja y un 25 por ciento por familiares u otros allegados.

Julián Cabrera, subsecretario de gobierno de la Gobernación del Valle, destaca que una ordenanza llevó a la creación de una oficina para la atención de los migrantes. Expresa la preocupación por los desajustes familiares y en particular niños que con padres en el exterior, quedan en manos de abuelos, tíos y hasta vecinos: dejan sus estudios, tienen más recursos para gastar y quedan en riesgo de pandillas o la drogadicción.

CALI.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.