Secciones
Síguenos en:
Consecuencias estéticas, hormonales y metabólicas de subir de peso son difíciles de eliminar

Consecuencias estéticas, hormonales y metabólicas de subir de peso son difíciles de eliminar

"Un minuto en la boca y toda la vida en sus caderas" no es sólo un dicho popular en Europa, sino una realidad comprobada por científicos suecos de la Universidad de Linköping, en Suecia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Los investigadores redujeron la actividad física de 18 personas mientras aumentaban su consumo de calorías en un 70 por ciento. Otro grupo de seguimiento no tuvo variación en su dieta ni en su peso.

Luego de cuatro semanas, los primeros habían ganado una media de 6,4 kilos, que lograron perder en su mayoría los seis meses siguientes.

Pero, el problema no terminó ahí. Un año más tarde, su índice de grasa corporal había cambiado y dos años después, nuevamente se había incrementado, es decir, que la grasa acumulada en su cadera no desapareció, aunque volvieron a bajar de peso.

Así, el estudio, publicado en la última edición de la revista Nutrition & Metabolism, aporta nuevas pruebas de que incluso un breve tiempo de sobrealimentación y falta de ejercicio puede potencialmente cambiar la forma de su cuerpo y hacer más difícil bajar de peso y mantenerse.

"La diferencia de peso a largo plazo entre el grupo experimental y el de control señala que hay un efecto prolongado sobre la masa de grasa después de un corto periodo de consumo excesivo de comida y de mínimo ejercicio", señaló Asa Ernersson, líder del grupo investigador.

Al respecto, la doctora Sandra Patricia Alfaro, nutricionista dietista del Centro Médico Imbanaco en Cali, explica que "cuando se aumentan las calorías más de lo requerido, todas las hormonas que intervienen en el control del apetito (en el hipotálamo) y en la regulación del metabolismo se alteran y es difícil volver al equilibrio".

Por ejemplo, el neuropéptido Y, al alterarse, hace que la persona no se sienta saciada y se genera más apetito.

El reto es volver a controlarlo y sólo se puede insistir en la actividad física diaria y sostenida, en los cambios de estilo de vida y de alimentación.

La invitación es a cuidar y mantener su peso. Y, dice Alfaro, "esto debe hacerse desde la niñez, porque un niño gordo será un adulto obeso".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.