Abuelos compartieron sus destrezas y sabiduría durante cuatro días en Santa Marta

Abuelos compartieron sus destrezas y sabiduría durante cuatro días en Santa Marta

El Encuentro Cultural y Recreativo del Adulto Mayor 'Nuevo Comienzo, Otro Motivo para Vivir', organizado por Coldeportes, Funlibre y Vicepresidencia de la República, reunió a 560 ancianos del país.

29 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Sabino Briceño Montalvo, indígena tucano del Vaupés, estaba feliz de conocer el mar. "Lo sentí grande. Nosotros estamos acostumbrados a bañarnos en medio de las 'cachiveras' (piedras del río)", dijo este hombre de 65 años, que vive en medio de la selva y nunca había salido de su departamento.

Briceño, junto con otros 11 indígenas de las etnias tucano y desano, llegaron el pasado jueves a Santa Marta para participar en el XII Encuentro Cultural y Recreativo del Adulto Mayor 'Nuevo Comienzo, Otro Motivo para Vivir', que culmina este lunes en el hotel Irotama.

Con las caras pintadas de rojo y vestidos con su indumentaria típica (las mujeres con los pechos desnudos), estos indígenas que habitan en la comunidad Piracuara, en la frontera con Brasil, compartieron sus tradiciones, danzas y artesanías.

"Me siento colombiano. Vinimos con mucho esfuerzo y con mucho ánimo para representar a nuestro departamento", afirmó Francisco Ortiz Seringa, de 73 años, quien tuvo que remar varias horas por el río Vaupés y montarse 45 minutos en una avioneta para llegar a Mitú, de donde volaron a Bogotá y luego a Santa Marta. 

Antes de viajar a la capital del Magdalena hicieron el ritual de la amistad, que consiste en untarse con una tinta negra las manos, los pies y la barriga para ser bien recibidos por las personas que iban a conocer.

Ana Elisa Vergan de Carvajal, de 61 años y oriunda del municipio de La Plata (Huila), todo el tiempo estuvo sonriente luciendo la banda y la corona como reina de los Años Dorados. "Me siento como en el cielo porque en todos estos años nunca había participado en un reinado y no conocía la costa", dijo esta mujer bajita y sin ninguna cana en su cabeza.

Durante los cuatro días del encuentro descansó del arduo trabajo en su finca, localizada en la vereda San Francisco, donde cultiva y recoge café para sostenerse. Es viuda desde hace seis años y sus cinco hijos ya están casados y viven aparte. "A mí me toca muy duro en la finca pero acá me he olvidado de todo. Nos han tratado como a reyes", contó Vergan. 

Otro que se gozó el encuentro fue Mesa Ghenard Corpus, un sanadresano de 73 años que demostró su talento como intérprete de calipso, rancheras y boleros. Está pensionado y desde hace tres años integra un grupo de música nativa en la isla.

Aunque su tierra tiene el mar de los siete colores, Ghenard quedó cautivado con el samario. "Es el agua más rica donde me he bañado, es tibia y no fría como la de San Andrés", dijo este hombre con el cabello completamente blanco. 

Este encuentro, organizado por Coldeportes, Funlibre y la Vicepresidencia de la República,  reunió a 560 adultos mayores de 32 departamentos y de tres ciudades capitales (Barranquilla, Santa Marta y Cartagena), quienes vivieron una experiencia inolvidable compartiendo sus destrezas para el baile, la poesía, el canto y las artesanías, jugando como niños y haciendo nuevos amigos.

PAOLA BENJUMEA BRITO
Corresponsal de EL TIEMPO
SANTA MARTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.