Secciones
Síguenos en:
Llegó a Cúcuta el cuerpo de monseñor Jaime Prieto Amaya

Llegó a Cúcuta el cuerpo de monseñor Jaime Prieto Amaya

Hace 18 meses, el Obispo de Cúcuta había trasladado para esta ciudad sus obras pastorales, las que durante 15 años le dieron el respeto y reconocimiento en todo el Magdalena Medio.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

El entonces obispo de la Diócesis de Barrancabermeja (Santander) dejaba una región donde fue reconocido por los enérgicos y polémicos pronunciamientos a las autoridades y grupos armados ilegales hacia el cumplimiento de los compromisos de paz, así como por las obras sociales, pastorales y comunitarias que desarrolló durante tres largos lustros.

Habitantes de los sectores más vulnerables del Puerto Petrolero, familiares de quienes fueron secuestrados por el Eln en el Magdalena Medio, madres cabeza de hogar y representantes de los medios comunitarios de la región, lamentaron la partida de quien no sólo fue el guía espiritual en sus afanes y angustias, sino el hombre que lideró esos proyectos en beneficio de la comunidad y que fueron para él su mayor 'inversión'.

Pero, por lo que más se le recordó a monseñor Jaime Prieto fue por sus aportes como presidente de la Comisión Episcopal de Seguimiento del Proceso de Paz, en las negociaciones del Gobierno Nacional con el Eln, naciente diálogo que comenzó en 1998 y terminó sin resultados en el 2002.

En esos acercamientos, Monseñor era el que hablaba directamente y en su momento con 'Francisco Galán', vocero principal del grupo insurgente, a quien, incluso, le pidió el cumplimiento de los acuerdos.

En ese papel de pacifista también se atrevió a exigirles respeto a las autoridades policiales y militares y pedirle al Gobierno declarar estados de emergencia social, ante las preocupantes cifras sobre pobreza y desplazamiento en el país.

A su llegada a Cúcuta, el 7 de febrero del 2009, como obispo de esta ciudad, monseñor Jaime Prieto reinició su tarea pastoral animando, de entrada, a la hermandad entre las comunidades de la frontera de Colombia con Venezuela.

Toda esa experiencia que logró acumular en el Magdalena Medio esperaba ponerla en práctica en la Diócesis de Cúcuta, pero una penosa enfermedad se lo llevó este miércoles a las 10 de la noche en la Clínica Colombia de Colsánitas, en Bogotá, donde había permanecido hospitalizado las últimas dos semanas.

El cuerpo de Prieto Amaya, de 69 años, fue velado inicialmente en la Conferencia Episcopal, de la capital, donde estuvo en cámara ardiente hasta ayer en la tarde cuando fue trasladado a Cúcuta, donde permanecerá en la Catedral San José, antes de que se realice el sepelio, previsto para este lunes 30 de agosto a las 11:00 a.m.

CÚCUTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.