Concursos de arquitectura, claves para la transparencia en la contratación

Concursos de arquitectura, claves para la transparencia en la contratación

Para los arquitectos colombianos es inviable lograr un buen nivel de gestión y desarrollo de país sin la aplicación de la figura del concurso de arquitectura.

27 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

La experiencia de los últimos 38 años y miles de concursos de arquitectura ejecutados con total éxito, generan una responsabilidad social para la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA), en hacer un llamado al nuevo gobierno para que implemente -sin excusa, en todas sus políticas de vivienda, de obra pública y de construcción de país- esta metodología de contratación contemplada en las leyes 80 de 1993 y 1150 del 2007, que establecen "la obligatoriedad de escoger consultores de arquitectura mediante concursos públicos (...) con la asesoría calificada de la SCA como organismo asesor".

En promedio, 10 por ciento del gasto en contrataciones públicas se desperdicia en corrupción y soborno, de acuerdo con estadística de Transparencia por Colombia. Por ello, es urgente que en los ámbitos nacional y regional comience a aplicarse este mecanismo que brinda transparencia, equidad y economía, a través de un proceso de selección totalmente anónimo en el cual pueden participar todos los profesionales interesados, sin intermediarios ni recomendaciones.

El gran beneficio para el país y los bolsillos de los contribuyentes es la economía, porque el concurso de arquitectura desestimula la práctica de ensayo y error, gracias a que tiene contempladas las variables posibles donde sobre un mismo problema de diseño arquitectónico o urbanístico se pueden recibir múltiples soluciones, con la garantía de que siempre escogerá el mejor proyecto financiera y urbanísticamente.

De paso, se ahuyenta el fantasma de la incompetencia en las adjudicaciones de obra que -además- producen un detrimento en la calidad de la arquitectura. Las obras producto de los concursos de arquitectura liderados por la SCA se están construyendo en un alto porcentaje. Basta nombrar algunos ejemplos recientes, como el diseño urbanístico y arquitectónico de TransMilenio, la recuperación del centro histórico de Santa Marta, los escenarios deportivos de los Juegos Suramericanos en Medellín y otros emblemáticos como la Catedral de Sal de Zipaquirá, sin olvidar el aporte en infraestructura educativa y bibliotecas públicas a nivel nacional.

Sólo falta la voluntad política para que los colombianos podamos disfrutar de un país diseñado por arquitectos y no sigamos padeciendo que al impulsar grandes proyectos de integración ciudadana (el metro de Bogotá, por ejemplo) no se consulte la visión plural de los profesionales de la arquitectura, con el agravante de que temas como el diseño de las estaciones de pasajeros -que también son espacio público y deben ser consideradas como 'edificios'- sigan siendo proyectadas desde las oficinas de las entidades de turno.

La responsabilidad social de la SCA va más allá del sólo hacerle un llamado al nuevo gobierno. De hecho, del 11 al 17 de octubre próximos, durante la Semana de la Arquitectura en Medellín, la agremiación liderará una reflexión académica sobre temas de trascendencia en el diseño de nuestras ciudades, para que sean aplicados en las nuevas políticas.

Así mismo, se mostrará al mundo la XXII Bienal Colombiana de Arquitectura, con la mejor producción arquitectónica de nuestro país, mucha de ella nacida en la cuna de los concursos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.