Jorge Múñoz, el colombiano que se hizo famoso por repartir comida a personas pobres en Nueva York

Jorge Múñoz, el colombiano que se hizo famoso por repartir comida a personas pobres en Nueva York

Muñoz fue seleccionado, el año pasado, como uno de los 10 héroes en el mundo escogidos entre más de 10.000 personas por la cadena internacional de noticias CNN.

27 de agosto 2010 , 12:00 a. m.
Su acento, entre paisa y vallecaucano lo delata: ese tipo de mediana estatura, buen sentido del humor y de una profunda humanidad, es colombiano.

Jorge Muñoz se hizo famoso en el mundo por regalar comida, todos los días, a las 9:30 de la noche, a jornaleros, habitantes de la calle y personas de escasos recursos del sector de Queens, en Nueva York. 

¿Conocía Bogotá?

No, necesito un guía para no perderme (risas).Vine a celebrar los 10 años del Movimiento Político Mira.

¿Qué sabe de la marginalidad de la capital?

Yo sé lo que fue la calle del Cartucho. Sé que hay mucho desplazado. Como 32 mil en Bogotá. Eso es un pueblo completo.

¿Ha pensado implementar un programa en Bogotá cómo el que usted realiza en Nueva York?

Ya existe uno parecido apoyado por el Mira. Le dan avena y pan a la gente de escasos recursos una vez a la semana. En Neiva, Popayán, Cali y Santa Marta hay proyectos parecidos.

Jorge, ¿ha aguantado hambre?


Nunca. No señor.

¿Alguna vez le ha fallado a las personas a las que les da comida gratis?


En seis años sólo les he fallado una vez. No pude llegar por culpa de una nevada.

Usted hace su obra en sectores inseguros, ¿lo han intentado robar?


Sí. En una ocasión unos pandilleros me iban a chuzar. Uno de ellos iba a sacar un cuchillo, pero se le enredó en el pantalón.

¿Qué tan colombiana es la comida que entrega?


La hace mi mamá, con eso le digo todo. Los jornaleros e indigentes comen cada noche, a las 9:30, frijoles, arroz y pollo.

¿Qué anécdotas le ha dejado su obra social?


Hay dos que recuerdo con cariño: una niña de 8 años de un vecindario de Texas preparó limonada y pastel de chocolate para vender. Recogió 25 dólares y se los entregó a su papá para que me los enviara.

Otra vez le di posada a cinco jóvenes de la calle. Al cabo de dos meses, uno de ellos volvió y me dio las gracias y me donó 20 dólares. Me agradeció por haberle calmado el hambre.

¿En Queens lo llaman por su nombre?


No señor. Me dicen 'Colombia'. Yo mismo les dije a ellos que me llamaran así. Es que mamaban gallo con mi nombre.

Entonces, ¿quién le puso el 'Ángel de Queens'?

Un periodista del The New York Times que me hizo una nota de dos páginas.

¿Qué mensaje le puede dar a la gente que está leyendo esta nota y tiene la suerte de comer todos los días sin falta?

Que no boten comida a la basura. Es mejor darle el alimento a alguien que lo necesite. Yo le arrancó 170 sonrisas al hambre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.