Lo maravilloso del olvido

Lo maravilloso del olvido

Recuperar la institucionalidad implica justicia y conocimiento de la verdad en diferentes aspectos de la vida política colombiana.

25 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Son extraordinarios los olvidos que empiezan a sorprender al pueblo colombiano. Por ejemplo, el acuerdo sobre la utilización de las bases militares por parte del Gobierno de Estados Unidos y sus subcontratistas, con total 'patente de corso', para que cualquiera de sus actuaciones no pudiese ser juzgada por las autoridades colombianas, extendiendo el principio de inmunidad diplomática hasta el absurdo, fue declarado inconstitucional por la Corte, y ya casi nadie piensa que es necesario revivirlo.

Sin embargo, nuestra memoria vagamente nos recuerda las épicas batallas del ex presidente con la segunda mayor popularidad entre el pueblo colombiano, a partir de ayer, en el marco de Unasur y la OEA, en defensa de tan importante acuerdo para combatir el terrorismo y el narcotráfico, y, de otra parte, la reacción de algunos gobiernos vecinos sobre lo que esto significaba para la seguridad de la región, pues hasta se habló del inminente ataque militar, de la invasión imperialista y de convertir a Colombia en la 'Israel' de Latinoamérica.

Hoy nos notifican que nada de lo anterior era importante, era sólo un 'cañazo' para poder mejorar las relaciones con Venezuela y Ecuador, sentarse a manteles y revivir la integración en nuestro continente. En fin, una jugada maestra, planeada y ejecutada, fría y con cálculos exactos, por el anterior y el nuevo Gobierno.

Ahora, para bien de nuestro país y del vecino, se restablecieron las relaciones diplomáticas. Fue la tácita aceptación de que Venezuela no es parte del conflicto interno colombiano, ni su inspirador. Atrás, aunque no sé por cuánto tiempo, quedaron las frases altisonantes del presidente Chávez y de Uribe, ahora hay un lejano y respetuoso silencio. Respiran las fronteras y se define una nueva agenda de trabajo conjunta que, de todas maneras, parece bastante útil.

Se reconoce que es posible convivir, aun si se piensa diferente. De este nuevo clima en las relaciones y en lo económico, se plantean dos aspectos importantes: el primero, sustituir los acuerdos de la Comunidad Andina, organismo del que Venezuela se retiró, por un Acuerdo de Complementación Económica y Comercial, supongo que en el marco de la Aladi y el reconocimiento del hecho de que la confianza en la honorabilidad de las transacciones comerciales debe recuperarse. Pagar lo que es claro y no hacerlo cuando se sobrefactura. ¿Qué empresas de Colombia y Venezuela recurrieron a esa práctica? ¿Podrá ser cierto?

En algunas cosas, tengo que decirlo, se recupera la memoria. Se decide que es necesario tener una política de relaciones exteriores, no solamente bilateral, sino con el mundo y Latinoamérica, la diplomacia se manejará por los canales institucionales, 'habemus' Canciller y ojalá también cancillería; el Ministro de Defensa no habla sobre las relaciones con los vecinos; el anterior viajó a Washington a sacar adelante un TLC que será aprobado tan pronto pasen las nuevas elecciones en Norteamérica; Unasur negará la posibilidad del diálogo propuesto por las Farc y, posiblemente, dicha decisión contribuya al inicio de diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla.

Sin embargo, aunque los olvidos descritos son positivos, hay otros que serían imperdonables. Recuperar la institucionalidad implica justicia y conocimiento de la verdad en diferentes aspectos de la vida política colombiana. Hay tanta tela de donde cortar, que por ahora, dejémoslo así.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.