¿Qué han aportado Venezuela y Colombia al conflicto?

¿Qué han aportado Venezuela y Colombia al conflicto?

17 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Ahora que hay una declaración de buenas intenciones entre los gobiernos de Colombia y Venezuela, es imprescindible hacer una revisión y una valoración de las actitudes que han generado las agudas tensiones entre las dos naciones en los últimos años.

Mirar con objetividad las responsabilidades de cada lado del conflicto es la mejor manera de aproximarse a las soluciones. No es fácil, ni es popular. Lo más aplaudido es echarle la culpa al otro. Así han procedido los dos gobiernos en estos años, así proceden los analistas de un lado y del otro.

Ha sido muy perturbadora la intención del presidente Chávez de buscar amigos en Colombia para su nombrado "Socialismo del siglo XXI". Más grave aún abrigar la ilusión de que las guerrillas podrían ser sus aliadas en "la revolución bolivariana" para el continente. Estas quimeras han hecho que cometa grandes errores con nuestro país.

Menciono algunos. Lanzó en diversas oportunidades insultos y ataques al gobierno de Uribe por decisiones de política nacional. Se aprovechó de la designación como facilitador de nuestro proceso de paz para propiciar relaciones con las guerrillas más allá de lo que permitían sus funciones.

Legitimó el alzamiento armado guerrillero con discursos y arengas que tenían todas las trazas de indebida participación en nuestros asuntos internos. No se atrevió a condenar de manera categórica la presencia de líderes y estructuras guerrilleras en territorio venezolano. Golpeó el comercio y la inversión colombiana para presionar al anterior gobierno.

Pero de aquí para allá no se cometieron menos errores. El primero y más grave ha sido pensar que el presidente Chávez y el gobierno de Venezuela están obligados a acompañar a Colombia en la destrucción militar de las guerrillas y a colocar sus hombres y sus recursos en función de esta tarea. Es un gran desenfoque. Nadie se cree el cuento de que la guerrilla colombiana es una amenaza terrorista internacional y nadie se compra fácilmente una guerra ajena. Para todos nuestros vecinos, y aun para Estados Unidos, la guerra que afrontamos es nuestra y de nadie más. Saben que nuestro conflicto los afecta y en esa medida están dispuestos a ayudar a superarlo. Los vecinos alentando una salida negociada. Los Estados Unidos impulsando, en ocasiones, la solución militar y en otros momentos las negociaciones de paz.

Podemos exigirles que no apoyen a estas fuerzas y que condenen sus acciones; podemos pedirles que, mediante su presencia rutinaria en las fronteras, obliguen a las guerrillas a mantenerse de este lado del territorio y también que persigan a los líderes guerrilleros que se mueven en forma clandestina en las ciudades venezolanas. Eso es justo.

Pero pensar que van a arriesgar la vida de sus soldados y a dedicar recursos económicos valiosos para acabar con la insurgencia colombiana es un desatino que ha contribuido bastante a la tensión entre los dos países.

Otro desacierto ha sido alimentar la sospecha venezolana de que en una invasión, o un ataque de Estados Unidos a su territorio, contarán con nuestra anuencia o se hará desde nuestro suelo. No son pocas las oportunidades en que declaraciones del gobierno colombiano han coincidido con acusaciones del gobierno de Estados Unidos a Venezuela.

La pifia mayor, en este campo, fue haber insistido en la utilización de siete bases militares colombianas por parte de Estados Unidos con el argumento de disuadir a Venezuela del apoyo a las guerrillas y de la tentación de atacar militarmente a nuestro país, tal como lo reveló la revista The Economist.

Tampoco ha sido afortunado asumir el rol de impugnadores del proyecto político de Chávez. Esa tarea le corresponde única y exclusivamente a la oposición venezolana. Allá ellos con su "socialismo del siglo XXI", "que con su pan se lo coman". El plan de Santos y Chávez es bueno, reconoce implícitamente estas responsabilidades, por eso confío en que las cosas pueden cambiar de verdad.
lvalencia@nuevoarcoiris.org.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.