El 'bombazo' de la carrera 7a. / Opinión

El 'bombazo' de la carrera 7a. / Opinión

Lo importante es insistir en que la solidaridad de los ciudadanos no puede manifestarse solo después de que suceden las cosas.

14 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Ya había dicho en este mismo espacio que las autoridades de la ciudad estaban en mora de emprender una campaña masiva para promover la solidaridad ciudadana frente a la inseguridad, que esta semana se hizo sentir de nuevo y de qué manera. "Si ves algo, di algo", era la idea, copiada de una estrategia similar que desde hace años se aplica en las calles y subterráneos de Nueva York.

Aletargados con sus propios dramas, donde prima no dejarse asaltar en el bus o a la entrada de la casa o porque la policía vive mostrando bandas delincuenciales que caen con explosivos, armas, prendas militares y demás, la ciudadanía había entrado en una especie de relajamiento frente al terrorismo. Suena terrible, sí, pero eso es. Lo dijo el presidente Santos, lo confirman a menudo los organismos de inteligencia: el terrorismo actúa cuando y como quiere si se le da espacio.

Y eso es lo que no les podemos dar los ciudadanos de bien a los criminales, menos aún cuando desde distintas partes se viene advirtiendo de los síntomas preocupantes que están generando estas organizaciones no solo en Bogotá sino en Cali, Barranquilla, Cartagena y Medellín, donde se registró esta semana una balacera de tres horas entre bandas rivales. Y la solución no es solo más policías, sino más estrategia, más inteligencia, más política pública... Y en todo el ciudadano es un aliado clave.

A lo dicho por Santos, de pasar de la "seguridad democrática" a la "prosperidad democrática", habría que añadir la "seguridad ciudadana" para que el círculo quede completo. La prosperidad también se garantiza desde la tranquilidad de los centros urbanos, lo sabe el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, que viene de una ciudad mediana no ajena a muchos de estos males.

Se dice que Bogotá está blindada contra este tipo de acciones -que requieren de estrategia, recursos, movilización y un aparato criminal capaz de burlar cualquier cerrojo-. Sin embargo, el 'bombazo' de la 7a. con 67 dejó ver que el enemigo bien puede estar dentro de la ciudad, llámense milicias guerrilleras, bandas emergentes, 'narcos' o extrema derecha.

Por los videos revelados en eltiempo.com, queda claro que las cámaras de vigilancia funcionan, pero la reacción es tardía. Esas imágenes captan durante varios minutos al vehículo sospechoso estacionado frente a la sede de Caracol; siguen al ocupante un par de cuadras cuando abandona la escena; la cámara vuelve al carro, lo enfoca, se lee la placa, los minutos pasan y luego explota. ¿Alguien alertó?, ¿había una patrulla cerca para interceptar al sospechoso?, ¿el vehículo reportado como robado ocho días antes se estaba buscando?

Lo importante es insistir en que la solidaridad de los ciudadanos no puede manifestarse solo después de que suceden las cosas. Hay que ser solidarios también para prevenir la tragedia; denunciar, alertar, no ser indiferentes. Pero si la gente no ve estrategia ni se le incentiva a participar frente al tema de la inseguridad, difícilmente podremos poner en práctica aquello de que "si ves algo, di algo".

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO
erncor@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.