Mucho más que un primer paso

Mucho más que un primer paso

12 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Le rindieron al presidente Santos las primeras 72 horas. En los últimos meses se levantaron voces para sostener que "las vías diplomáticas con Venezuela se agotaron". Hasta se escuchó que había que evitar "el apaciguamiento que Chamberlain mostró con Hitler". Pero el mandatario ya desmontó tan desatinados argumentos.

La cumbre de Santa Marta produjo un suspiro colectivo de alivio, pero no la convicción de un verdadero cambio. Al fin y al cabo, la cara buena de Chávez ya nos es conocida. ¿Quién, de este lado de la frontera, le cree cuando afirma que él no ofrece refugio a las Farc? La canciller Holguín insistió en mantener un moderado optimismo. No obstante, en Santa Marta se dio mucho más que un primer paso.

El primer logro consistió en forzar a Venezuela a desligar la disputa colombo-venezolana de una propuesta de paz para Colombia. Cada vez que Bogotá sacude sus pruebas, Caracas promueve la creación de un grupo de apoyo a la paz, al estilo Contadora en Centroamérica. No se trata de un mal propósito, pero está claro que no puede provenir de la única figura tan desprestigiada en Colombia como las Farc y, mucho menos, en contra de la voluntad del gobierno colombiano. Pero, en Santa Marta, de la supuesta propuesta de paz... ni pío. Fueron varios los presidentes, entre los cuales Lula de Brasil y Mujica de Uruguay, y el mismo Kirchner, a la cabeza de Unasur, los que le hicieron saber a Chávez la necesidad de no mezclar peras con manzanas. Muchos dirán que la presión sobre Chávez fue resultado de la evidencia presentada por Uribe en la OEA. Es poco probable. La información sobre la presencia de las Farc en Venezuela está disponible hace años.

El cambio de la región puede tener más que ver con Juan Manuel Santos. La ideologización de la política exterior de Uribe impidió que los demás países se acercaran a Bogotá. ¿Por qué quemarían cartuchos sabiendo que la relación acrimoniosa Uribe-Chávez no permitiría avances sostenibles? La expectativa de una política exterior más pragmática facilitó la intervención velada de terceros. De allí se desprende el segundo fruto de la reunión bilateral.

La reanudación de relaciones con Venezuela nos aproxima a la región sin por ello comprometer la alianza privilegiada con Estados Unidos. Se percibe una conquista de autonomía, que pasa por la aceptación de Unasur como foro legítimo. En Santa Marta se demostró que este organismo no debe ser entendido necesariamente como antagónico. Quedó plasmado su acompañamiento al diálogo, dentro del cual no se descarta un mecanismo de verificación fronterizo. Bogotá podrá seguir añorando a la OEA, pero la realidad regional impone a Unasur.

Como tercer resultado se destaca el abandono de la 'securitización' de la relación. Se debe subrayar la ausencia del Ministro de Defensa en la delegación, lo que sugiere la recuperación de la conducción de las relaciones internacionales en manos del Presidente y la Canciller. Solo una de las cinco comisiones creadas tratará el tema de seguridad; las otras se concentrarán en temas económicos y de desarrollo fronterizo. La movilización de recursos hacia la frontera constituye una deuda histórica, que también tendrá efectos sobre el asentamiento de los grupos ilegales allí.

Falta mucho camino por andar y es necesario rechazar el fatalismo. A veces los gobiernos modifican conductas cuando los entornos cambian. Si las cosas continúan así, Juan Manuel Santos podrá alterar el contexto regional, hasta ahora más favorable a Chávez, y, por eso, es necesario darle tiempo al diálogo directo y discreto, que arrancó en Santa Marta con las bases correctas.
En los últimos tiempos, Colombia se quedó sin comercio y sin colaboración, pero, en palabras de Uribe, con dignidad. Para Santos, la dignidad no es suficiente y su apuesta merece respaldo y paciencia. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.