Protesta civil en Potosí pone contra las cuerdas a Evo Morales

Protesta civil en Potosí pone contra las cuerdas a Evo Morales

El Gobierno boliviano alertó el miércoles que grupos radicales planean asaltar por la fuerza cuarteles militares y policiales en esta ciudad andina, bloqueada hace 15 días por una huelga general.

11 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

"Hemos recibido información desde la ciudad de Potosí (550 km al sur de La Paz), según la cual algunos sectores radicalizados estarían planificando la toma tanto de instalaciones de Tránsito de la Policía, como instalaciones del cuartel Regimiento Pérez", dijo el ministro del Interior, Sacha Llorenti.

El ministro no identificó a esos grupos, aunque el vocero del Gobierno, Iván Canelas, dijo que los promotores son personajes ligados a partidos de derecha.

Potosí, de unos 160.000 habitantes, mantiene invariables sus medidas de presión, para demandar que el Gobierno ponga fin a un diferendo limítrofe con el vecino departamento de Oruro por la posesión del cerro Coroma -rico en piedra caliza-, además de reclamar la construcción de un nuevo aeropuerto y de una fábrica de cemento, entre otros pedidos.

Lo más grave es que los días pasan y la posibilidad de diálogo entre el Gobierno y el comité civil que impulsa las protestas sigue en punto muerto: mientras Potosí exige dialogar en su patio, el Ejecutivo demanda la suspensión de las protestas para que ministros designados por el presidente Evo Morales viajen a esa región y entablen una mesa de conversaciones.

"No queremos hablar con ministros incapaces. Ya no queremos diálogo y pronto vamos a decidir con qué medidas vamos a radicalizar nuestra manifestación", dijo el martes el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Celestino Condori, que encabeza la huelga, a la que también se han sumado los sindicatos, las autoridades locales y la empresa privada.

Reabastecimiento por horas

A dos semanas del paro, la ciudad sufre escasez de alimentos y el suministro de gas licuado de petróleo (GLP) en bombonas es casi nulo, aunque las protestas se realizan en un clima de relativa tranquilidad. Por el desabastecimiento, el martes pasado la población acudió en masa al mercado de Potosí, que abrió por unas horas. "Estamos permitiendo el reabastecimiento para la canasta familiar, los mercados se abren hasta mediodía", declaró Condori.

Entre tanto, esta semana abandonaron Potosí unos 30 turistas, según fuentes diplomáticas francesas, pero al menos otros 10 turistas de Francia, España e Inglaterra permanecen varados en la ciudad.

Según el Alto Comisionado de la ONU para los DD. HH. en Bolivia, la prolongada huelga provoca "graves y masivas violaciones de los derechos humanos".

POTOSÍ
(AFP-Efe)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.