Juan Manuel Santos comenzó su posesión en la Sierra Nevada de Santa Marta

Juan Manuel Santos comenzó su posesión en la Sierra Nevada de Santa Marta

La cuadra y media que caminó el nuevo Presidente de Colombia entre la Cancillería y la Plaza de Bolívar, fue uno de los recorridos más esperados de su vida.

06 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Al lado de su familia, y en medio de niños que lo acompañaron con las banderas de los 32 departamentos del país, el presidente Santos arribó a la Plaza de Bolívar pasadas las 3:30 de la tarde.

Allí lo esperaban el saliente presidente Álvaro Uribe, el presidente del Senado, Armando Benedetti, y el de la Cámara, Carlos A. Zuluaga.

Santos venía de una ceremonia religiosa que se ofició en el Palacio de San Carlos, sede de la Cancillería.

Horas antes, el nuevo mandatario cumplió una de sus principales citas: recibir el nombramiento espiritual de los mamos y líderes indígenas de los cuatro pueblos que habitan la Sierra Nevada: koguis, wiwas, arhuacos y kankuamos.

A las 6:40 a.m., abordó un helicóptero, en el aeropuerto Simón Bolívar, que lo llevó desde Santa Marta hasta el sitio sagrado de los indígenas, llamado Seyzhua, en la parte alta de la cuenca del río Ancho, corregimiento de Mingueo, en el municipio de Dibulla (La Guajira).

Santos iba acompañado de su esposa María Clemencia Rodríguez y de sus hijos María Antonia, Esteban y Martín, todos vestidos de blanco. También hacían parte de la comitiva la ministra designada de Ambiente, Sandra Bessudo, el ex ministro de esta cartera, Juan Mayr; el secretario privado, Juan Carlos Mira; y el alto consejero de Comunicaciones, Juan Mesa.

La ceremonia duró una hora, y en ella los mamos le entregaron un collar con cuatro tumas o piedras sagradas que representan el agua, la tierra, la comida y el mar.

También recibió dos hilos de algodón o aseguranzas que ataron a cada una de sus muñecas como protección y símbolo de compromiso con la Madre Naturaleza. Así mismo, un bastón de mando que representa la autoridad.

A su esposa, María Clemencia, le dieron un huso utilizado por las mujeres indígenas para hilar el algodón, que simboliza la creación del mundo.Los líderes aprovecharon el encuentro para pedirle al

Presidente la consolidación del territorio y el respeto de los sitios sagrados, al tiempo que mostraron su desacuerdo con la construcción de megaproyectos, el turismo y la explotación minera en esa zona.

Santos les dijo que la sabiduría de ellos será "fuente de inspiración" durante su mandato, y les anunció que desea "la unidad de todos los colombianos y el respeto por nuestras diferencias". Y horas más tarde, los primeros párrafos de su discurso de posesión oficial estuvieron dedicados a agradecer el ritual que dio inicio a su histórico día.

REDACCIÓN POLÍTICA* 
*Con información de Paola Benjumea, desde Santa Marta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.