Un francés ayuda con prótesis y rehabilitación a niños y jóvenes que han perdido sus piernas

Un francés ayuda con prótesis y rehabilitación a niños y jóvenes que han perdido sus piernas

Jean Charles Derien se quedó en Colombia por la misma razón de muchos extranjeros: lo flechó Cupido. En el 2000 creó la Fundación Por el Derecho a Caminar.

01 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Hace 12 años, este francés se enamoró de una samaria y de las playas de Taganga, un pueblo de pescadores a 10 minutos, en carro, del centro de Santa Marta, donde construyó una casa frente al mar.

Pero la labor que realiza a través de su Fundación Por el Derecho a Caminar -con la que ayuda a que niños y jóvenes de escasos recursos que han perdido sus piernas tengan una prótesis y se rehabiliten- es otro motivo para que este hombre, de 60 años, biólogo y experto en reproducción humana, echara raíces allí, e incluso, obtuviera la nacionalidad colombiana.

Como otras personas a las que apoya, Derien sabe lo que significa perder alguna de sus extremidades. Nació con el pie izquierdo apuntando hacia la dirección contraria y después de muchas intervenciones, y de una gangrena, le amputaron la pierna.

Pero luego de que esto ocurriera, el 23 de mayo de 1968, dos semanas después ya caminaba con su primera prótesis. Y dos años más tarde logró coronarse como campeón de salto alto en los primeros Juegos Mundiales para Minusválidos, en Francia.

Su vida es prueba de superación. Por eso, tras conocer las historias de cientos de 'mochitos' colombianos -como llama cariñosamente a los amputados- decidió invertir dinero y tiempo en ayudarlos. El primero fue Alexánder, de 15 años, de Piedecuesta (Santander) a quien una mina le destrozó sus dos piernas. Derien conoció su drama por televisión y luego de localizarlo, prometió ayudarlo.

Así fue como nació su fundación, en el 2000, que cuenta con un taller para fabricar prótesis de alta calidad en Bogotá y ofrece rehabilitación mediante la talasoterapia, en su casa de Taganga.

La fundación, que tiene convenios con Éxito y Carrefour para emplear a personas rehabilitadas, ha entregado 170 prótesis y fabrica dos al mes debido a su costo (entre 3 y 10 millones de pesos).

Y aunque ha sentido la satisfacción de ver caminar de nuevo a los amputados, también ha pasado momentos dolorosos, como la muerte de una pequeña, de 7 años, que en el 2005 no alcanzó a estrenar su prótesis porque un cáncer se la llevó.

A pesar de esas situaciones, Derien sigue trabajando para devolverles a los mutilados el derecho a caminar.

PAOLA BENJUMEA BRITO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
TAGANGA (MAGDALENA)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.