Secciones
Síguenos en:
El Nuevo capítulo de la 'Cuellopolítica'; Corte Suprema revisa notarías 73 y 30 de Bogotá

El Nuevo capítulo de la 'Cuellopolítica'; Corte Suprema revisa notarías 73 y 30 de Bogotá

Los nombramientos en éstas, realizados en el 2005, tienen en líos al senador José Darío Salazar y al ex representante César Negret Mosquera.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Salazar -reelegido como senador en las pasadas elecciones- tendrá que explicar sus relaciones con el ex notario 73 Víctor Maya Garzón.

Según las denuncias del ex superintendente de Notariado Manuel Cuello Baute, a ese notario lo nombró el Gobierno para cumplir supuestos compromisos adquiridos con el congresista.

Maya dijo a la Corte que su nombramiento se debió a un providencial encuentro, en una reunión política, con el presidente Álvaro Uribe a quien le entregó una hoja de vida junto con una estampa de un pariente suyo que está en proceso de beatificación.

Curiosamente, el alto tribunal estableció que la esposa de Salazar, María del Carmen Bernal, fue vinculada con el salario más alto que podía recibir un empleado de esa notaría y se encontró que Maya mantuvo estrechas relaciones políticas con el senador. Al parecer, el notario hizo un aporte de 15 millones de pesos para la campaña del congresista para las elecciones del 2002.

La Corte termina calificando de "inverosímil" la versión de Maya respecto de su nombramiento, y concluye que es una evidencia de los presuntos "compromisos entre el Gobierno con el senador Salazar" al vincularlo a una investigación previa.

El nombramiento de Negret

En el seguimiento hecho al caso de Negret, se estableció que el ex congresista fue nombrado en la Notaría 30, el 4 de agosto del 2006, después de haber perdido su aspiración a ocupar una curul al Senado en las elecciones ese mismo año, también por un compromiso entre el Gobierno y el congresista, según Cuello Baute.

Su antecesor, Andrés González Angulo, renunció de manera intempestiva al cargo, pero antes de irse nombró como secretaria general del despacho a su prima Alicia María Garrido Angulo, quien resultó ser la esposa de Negret. Lo que los magistrados no se explican es cómo se nombró a una persona graduada en psicología en un cargo que debería ocupar un abogado.

Estos hechos permiten establecer - dice la Corte- "la existencia de una práctica gubernamental corrupta en el nombramiento de notarios, que consistió en la exigencia al Gobierno de favores burocráticos a cambio de sus apoyos políticos".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.