Se perdió la privacidad en Internet

Se perdió la privacidad en Internet

01 de agosto 2010 , 12:00 a. m.

Son tantas las actividades que se realizan por Internet que se podría decir que uno de los negocios del ciberespacio que más están creciendo es el del espionaje sobre los usuarios que navegan por esta red.

En un interesante artículo publicado en The Wall Street Journal (tinyurl.com/25tyslk) se describe cómo mediante la utilización de cookies o beacons -que son diminutos archivos que las páginas web dejan en el disco duro del cibernauta cuando se visitan- han nacido compañías que perfilan a los usuarios, les descubren sus gustos y hasta sus enfermedades y venden esta información. Hacer un detallado seguimiento de los usuarios de la red mundial está atentando contra la privacidad de las personas. Lo peor es que muy, pero muy pocas personas se dan cuenta de que esto sucede.

En el estudio hecho por el periódico norteamericano sobre este tema se descubrió que los 50 portales de Internet de EE.UU. más visitados dejan en promedio 64 cookies rastreadores en los computadores de quienes los visitan y que una docena de ellos dejaron más de 100. Wikipedia no dejó ninguno.

¿Qué quiere decir lo anterior? Nada menos que así como hay compañías rastreadoras, también hay las que compran los resultados obtenidos. Según la investigación, generalmente son compañías que colocan avisos en los portales de Internet.

A pesar de que los cookies se pueden borrar usando programas gratis, por ejemplo, Ccleaner (http://tinyurl.com/czoemb), o con las herramientas que los navegadores como Internet Explorer, Firefox o Chrome ofrecen para esto, y así como también se les puede pedir que avisen cuándo los van a instalar, es igualmente cierto que muchas compañías los alojan en los discos duros ofreciendo programas gratis que los tienen inmersos en ellos o mediante avisos o banners que, cuando el usuario pincha en ellos, se instalan automáticamente.

Muchas empresas que hacen la recolección de estos datos dicen que el usuario aparece anónimamente en sus bases de datos. Habrá que ver si es verdad.

Algunos expertos en el tema de Internet vienen diciendo que el palo en la rueda de su crecimiento puede ser el tema de la privacidad de las personas que la acceden. Ya se observan las razones por las que esto puede tener algún asidero. Valdría la pena ver si la justicia colombiana tiene algo previsto para cuando, con estas prácticas, se cometa algún delito; o peor, cabe además la pregunta de si algún juez de la República siquiera entiende de qué se trata esto.

* * * *

Gracias por los mejores ocho años para el país, presidente Álvaro Uribe. No les pare bolas a tantos detractores que quieren que este país se hunda para que lo rescaten los narcoterroristas de las Farc. No vale la pena.

guisan@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.