Secciones
Síguenos en:
Alcaldía de Santa Marta debe definir pleito que dejó sin cancha a niños del barrio Manzanares

Alcaldía de Santa Marta debe definir pleito que dejó sin cancha a niños del barrio Manzanares

Tras diligencia de inspección ocular en la que abogados del Ministerio de Defensa y particulares aportaron pruebas para demostrar propiedad del terreno, Secretario de Gobierno debe cecidir.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de junio 2010 , 12:00 a. m.

La ubicación de un kiosco dentro de la cancha del barrio Manzanares, en el sur de Santa Marta, se ha convertido en el 'florero de Llorente' que generó que el Ejército cerrara con candado este escenario desde el pasado 12 de febrero, impidiendo su uso por los moradores del sector.

La razón es el pleito jurídico que sostiene el Ministerio de Defensa y la familia Huyke por la propiedad del terreno donde se encuentra la cancha.

Allí fue instalado hace más de una década el kiosco en el que venden bebidas alcohólicas, al parecer con la autorización de los Huyke, y el Ejército puso como condición sacarlo para abrir nuevamente la cancha.

Con el cierre los más afectados han sido los niños de Manzanares que este año, a diferencia de los anteriores, no han podido realizar el campeonato infantil de fútbol porque no les permiten el ingreso al escenario.

Este viernes se realizó una diligencia de inspección ocular, en cabeza de la inspectora de Policía Sur, quien estuvo acompañada por los abogados del Ministerio de Defensa y de la familia Huyke, luego de que esta última solicitara un amparo a la posesión. 

En la diligencia, cada una de las partes aportó documentos y pruebas para demostrar la propiedad del terreno, pero será el secretario de Gobierno distrital, César Riascos, quien dirima el conflicto.

Mientras esto ocurre, la cancha seguirá bajo la medida de status quo, lo que significa que no se puede usar ni hacerle ninguna modificación al terreno.

Julio Huyke, vocero de la familia, aseguró que tienen títulos que certifican que el coronel José María Sardá le compró estos terrenos a la Nación, en 1826, y que dos años después, mediante un testamento, se los dejó como herencia a sus cuatro hijas. Estos predios posteriormente fueron vendidos por su bisabuela Mercedes Sardá y sus hermanas a Enrique Huyke Sardá, su abuelo.

"Nosotros estamos defendiendo esta propiedad desde hace más de 30 años. En 1946, Enrique Huyke Sardá convirtió estos terrenos en dos sociedades, una industrial y minera y otra colectiva de comercio, con las que demuestra pagando impuestos y mediante títulos que estas tierras son nuestras", afirmó Huyke.

Lo cierto es que en medio de todo este pleito se encuentra la comunidad de Manzanares, que se quedó sin un lugar donde practicar deportes. "Independientemente de la problemática entre el batallón y la familia Huyke, los más perjudicados hemos sido nosotros porque ahora mismo la cancha está cerrada y no tenemos otro sitio donde recrearnos", dijo Jairo Camargo, coordinador de deportes de la Junta de Acción Comunal de Manzanares. 

PAOLA BENJUMEA BRITO
Corresponsal de EL TIEMPO
SANTA MARTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.