Secciones
Síguenos en:
El Sena, cada vez más cerca de competir con las universidades

El Sena, cada vez más cerca de competir con las universidades

El Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), dio en la última semana un paso más hacia la competencia con las instituciones de educación superior, por su incursión en niveles avanzados de formación.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de junio 2010 , 12:00 a. m.

Al recibir los registros calificados (permisos) para 14 programas de estudio de nivel tecnológico ya creados, el Sena podrá otorgarles a sus estudiantes un título reconocido en todo el sistema de educación superior.

Esto quiere decir que un egresado del Sena podrá ir a una universidad y, con unos semestres más de estudio, graduarse de profesional, dice Gabriel Burgos, viceministro de Educación Superior.

A los aspirantes y alumnos de esa institución oficial la noticia los beneficia, pero para algunas instituciones que tradicionalmente han copado los primeros niveles de educación superior, se trata de una señal de alerta.

"No es pertinente que el Sena incursione abruptamente, aprovechando su condición de líder oficial en los temas de formación para el trabajo, en los espacios que por casi cincuenta años han venido construyendo otras instituciones.

Esta decisión podría ser un golpe de gracia para muchas de nuestras instituciones", afirma Gilberto Giraldo, rector del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, institución pública de Medellín.

Por ley, el Sena está facultado para abrir programas técnicos y tecnológicos, además de sus tradicionales cursos de formación para el trabajo, sin necesidad de pedir registros calificados, que implican una revisión exhaustiva de pares académicos, la evaluación de la Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Conaces) y la aprobación del Ministerio de Educación.

'No es por competir'

 

Darío Montoya, director del Sena, afirma que la solicitud de los registros se hizo tras una concertación con el Ministerio, como una "garantía adicional" de la calidad de las carreras. De hecho, varias universidades habían manifestado que no era justo que al Sena, una institución con unos 2 billones de presupuesto anual y y una meta de cupos de casi ocho millones en el 2010, le exigieran menos requisitos para abrir un programa de estudios.

Montoya niega una posible competencia directa con las universidades. "He oído críticas de que el Sena está quitándoles alumnos a las universidades. Esto es un problema de mercado y el Sena ofrece programas de altísima calidad, gratuitos y con un 20 por ciento más de opciones de encontrar empleo.

El interés nuestro no es competir, pero pareciera que estas entidades lo han tomado así", dice el funcionario.

Mandina Quizza, rectora del Instituto de Educación Técnica Profesional (Intep) de Roldanillo (Valle) y representante de las instituciones técnicas, dice estar de acuerdo con que el Sena aumente su cobertura, porque beneficia a la población más necesitada.

Sin embargo, le preocupa que "entre a competir con las carreras que ya están posicionadas y no a suplir las nuevas necesidades y las que no pueden cubrir otras instituciones con recursos más limitados".

Lo mismo argumentan centros educativos como el Tecnológico de Antioquia: "El Sena está en todo su derecho de impartir este tipo de educación, pero pedimos que sea en las mismas condiciones", explica su vicerrector académico, José Samuel Arango.

Vienen 55 carreras más

 

Además de los 14 programas con registro, el Ministerio de Educación está pendiente de otorgar los permisos a otros dos, que no cumplieron los requisitos. Según Burgos, hay en camino 55 carreras más, que recibirían la revisión oficial en los próximos meses.

La meta, explica Montoya, "es que el Sena pueda tener sus 280 programas con registro calificado". El siguiente paso sería la acreditación de alta calidad, que según él no se descarta.

La acreditación es un reconocimiento a las mejores carreras o instituciones, también otorgado por el Ministerio de Educación, con un sistema de educación superior que ya depende en una quinta parte de los cupos del Sena la señal para las instituciones tradicionales no es la que muchas esperan: "Ambos sistemas educativos se están acercando y van a tener que articularse.

El Sena no pierde su función principal, que es la educación para el trabajo. Es un mundo más complejo", remata Burgos.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.