Secciones
Síguenos en:
Diana Carolina León es la única mujer de la unidad de mantenimiento vial en Bogotá

Diana Carolina León es la única mujer de la unidad de mantenimiento vial en Bogotá

Esta joven asegura que su vocación siempre fue manejar un minicargador.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de junio 2010 , 12:00 a. m.

Diana Carolina León no tiene el más mínimo inconveniente en desempeñar una labor que, tradicionalmente, ha sido exclusiva de los hombres.

La joven, de 32 años, es considerada por sus compañeros una verdadera experta en el manejo de la máquina Bobcat, un minicargador que rompe asfalto gracias a un potente martillo y que recoge los escombros con una pala que debe ser manejada con verdadera precisión.

Diana Carolina lo dice con orgullo: "Soy la única mujer operaria de la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV)". Ella hace parte del equipo que todos los días pavimenta las calles interbarriales de Bogotá.

La joven ya se acostumbró al ambiente machista que la rodea.
Incluso, en ocasiones, cuando llega la quincena, se va con sus compañeros de obra y se toma sus cervezas antes de llegar a la casa.

La mujer ingresó a este mundo laboral gracias a su padre, quien lleva más de 40 años manejando maquinaria pesada en obras viales de Bogotá y de distintas partes del país. "Cuando era pequeña me apasionaba ver a mi padre manejando las retroexcavadoras y otras máquinas gigantescas -asegura Diana Carolina-. Aunque yo estudié sistemas y trabajé como digitadora en varios bancos y en una entidad de salud, finalmente me decidí por mi vocación". Por eso tomó hace cinco años un curso para poder maniobrar la Bobcat.

Su primera prueba de fuego fue la construcción de unas bodegas industriales en Funza (Cundinamarca).

"El primer día me quedé enterrada en un piso inestable y un compañero me dijo que para sobrevivir en este mundo tenía que ser una berraca -recuerda-. Entonces, me concentré y logré sacar mi máquina sin ayuda. Desde ese día nunca he tenido otro inconveniente, porque manejo hasta con los ojos cerrados".

El día a día

Diana Carolina es la primera de su familia en levantarse todos los días. Lo hace a las 4:30 de la mañana.

Luego de tomar una ducha, se alista, sale de su casa, ubicada en el barrio San Joaquín, de Ciudad Bolívar, y se dirige a la planta de la UMV, en la calle 3a. con carrera 34. Allá desayuna, se pone su overol y se dirige al lugar de la ciudad donde esté programada la obra. Al mediodía almuerza y una hora después sigue rompiendo y recogiendo asfalto. Cuando termina la jornada laboral, casi siempre a las 5 p.m., se dirige nuevamente a su casa.

Allá se encuentra con su hija de 15 años -sus otros dos hijos viven con el esposo en otra casa situada en el sector de Álamos- le ayuda a hacer las tareas del colegio y se acuesta a las 9 de la noche, completamente agotada.

CARLOS GUEVARA
REDACTOR DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.