Secciones
Síguenos en:
Una final inédita

Una final inédita

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de junio 2010 , 12:00 a. m.

Corta y vibrante. Así ha sido calificada la campaña electoral que hoy llega a su fin con la convocatoria a la segunda vuelta por tercera vez desde 1994. Los candidatos Juan Manuel Santos, del partido de 'la U', y Antanas Mockus, del Partido Verde, alcanzan esta instancia definitiva donde protagonizan un mano a mano inédito que refleja cambios en el mapa político. Unos 30 millones de colombianos habilitados para votar tendrán en el transcurso de la jornada la última palabra en la elección del sucesor de Álvaro Uribe en la Casa de Nariño.

Después de dos rondas de votación, con un costo aproximado de 200.000 millones de pesos, medio millón de jurados de votación y 72.725 mesas instaladas en el territorio nacional y en 60 países del mundo, la democracia colombiana se apresta a cerrar su más importante ciclo político. Esta cita cuatrienal contó en este 2010 con una serie de hechos que transformaron lo que se perfilaba en enero pasado como un plebiscito sin contendor de la era Uribe en un dinámico debate, emocionante hasta casi el final.

Decisiones judiciales, aspirantes inesperados, novedosas tendencias tecnológicas, fenómenos de opinión, desfase de las encuestas, acusaciones de guerra sucia, cambios de estrategas e impensadas alianzas caracterizaron estos cuatro meses de proselitismo que concluyen esta noche. Al mismo tiempo, los programas de los aspirantes y la calidad de sus debates en los más variados espacios y plataformas confirman que en Colombia tanto el espectro ideológico como la cantera de liderazgos son de una riqueza envidiable.

* * * *

La contienda presidencial del 2010 será recordada por haber combinado dinámicamente elementos de cambio con sólidos mensajes de continuidad. Dentro de los fenómenos novedosos, el más destacado es el surgimiento del Partido Verde y la llegada de la candidatura de Antanas Mockus a la segunda vuelta. En menos de cuatro meses, una campaña amigable de tres ex alcaldes de Bogotá se convirtió el pasado 30 de mayo en la segunda fuerza en votos del país. Los verdes crearon una alternativa que, si bien no llega con favoritismo hoy a las urnas, sirvió de potente catalizador y de altavoz de las más duras críticas de la administración Uribe. Por los lados de la tecnología, la irrupción de Internet y las redes sociales insuflaron de aires virtuales la contienda y también decantaron la distancia que hay entre el naciente ciberactivismo y las estructuras proselitistas más tradicionales. Lo cierto es que, a partir de esta elección, las estrategias en línea entrarán a hacer parte de las cajas de herramientas de las campañas. En materia de ritmos políticos, las consultas internas jugaron un papel fundamental en la dinamización de las respectivas candidaturas. Los conservadores, liberales, el Polo y los verdes protagonizaron primarias competitivas que redundaron en un mayor conocimiento de sus líderes por el electorado y en la consolidación de una base de militantes. Por último, los desempeños positivos de los ex senadores Petro, del Polo, y Vargas Lleras, de Cambio Radical, abren la puerta a opciones de recambio que desde ya le ponen interés a la próxima elección.

Dentro de las tendencias de continuidad, es curioso constatar que el masivo respaldo popular del que goza el Primer Mandatario -de más de dos terceras partes de la opinión- se trasladó casi matemáticamente a los guarismos de los aspirantes de los miembros de la coalición de gobierno. En otras palabras, las mayorías uribistas no sólo nunca estuvieron en riesgo, sino que, al final, terminarán garantizando hoy un exitoso proceso de sucesión política -si se confirman las intenciones de voto de los sondeos-. Lo anterior ratifica que el electorado colombiano buscó en esta campaña la continuación de las más destacadas políticas de Uribe con sonoros llamados de alerta en algunos temas como el empleo, la corrupción, la politiquería y los derechos humanos. Esta contienda electoral ayudó a los colombianos, y al próximo Presidente, a identificar aspectos por mejorar y por cambiar.

* * * *

Este inédito enfrentamiento entre 'la U' y los verdes constituye, como se dijo en este espacio hace unos meses, una reconfiguración del mapa político en dos grandes bloques. Uno mayoritario y consolidado bajo el "acuerdo nacional", que ha propuesto Santos en estas semanas; y otro, minoritario y en formación, producto de la inesperada irrupción de Mockus y sus seguidores. Los rumbos que decidan el Polo, hoy en abstención, y Cambio Radical, aliado de 'la U', también influirán en este nuevo campo de juego en el cual, como en esta campaña presidencial que entra a la historia esta noche, cambios y continuidades se conjugan.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.