Bernie Ecclestone cedió para que Canadá festejara el regreso de la Fórmula 1

Bernie Ecclestone cedió para que Canadá festejara el regreso de la Fórmula 1

Luego de un año de ausencia debido a litigios financieros, Montreal vuelve a recibir la gran carpa del automovilismo, después de convencer al jefe de la categoría.

11 de junio 2010 , 12:00 a.m.

"El retorno de la F1 a Montreal es el resultado de nuestros esfuerzos y determinación. Se trata de un arreglo que respeta nuestras condiciones como así también la capacidad de pagar de los contribuyentes", se felicitó el alcalde de Montreal Gérald Tremblay.  Sin embargo, hace dos años, en el otoño de 2008, nada hacía preveer un desenlace favorable para los canadienses.
 
Entonces no fue suficiente un mes de negociaciones para encontrar un acuerdo. Ecclestone, el tesorero de la F1, pretendía 112 millones de euros por cinco Grandes Premios o dicho de otro modo 22 millones por cada edición.

Poco conocido por su sentimentalismo en los negocios, el millonario británico no concedió ningún descuento. Los poderes públicos canadienses, que sólo alcanzaban a reunir 70 millones de euros, no tuvieron más remedio que resignarse a perder la prueba.

Menos de un año más tarde, en septiembre de 2009, las dos partes llegaron a un arreglo y Canadá pudo frotarse las manos de satisfacción al obtener un precio de unos 10 millones de euros por cada Gran Premio.

El intransigente Bernie Ecclestone terminó finalmente por ceder mientras la F1 era sacudida por la crisis con el abandono de algunas escuderías (Honda, Toyota y
BMW) y la venta de parte de otras (Renault).

La F1, verdadera máquina de ganar la imagen pero de perder dinero para las empresas que invierten en ella, tuvo que aprender a volverse provechosa y en su movida miró de nuevo a América del Norte, región clave a nivel económico que había dejado de lado desde la eliminación del GP de los Estados Unidos (2007) y de Canadá (2008).

Amiga de los patrocinadores, Montreal además es apreciada por los pilotos y las escudería. "Todo el mundo en la F1 adora la ciudad, la gente y la carrera", observó el campeón en título Jenson Button (McLaren), actualmente segundo en la clasificación general.

En ese acierto nace el precio de amigo concedido Ecclestone a las autoridades canadienses. Unos 40.000 espectadores no quebequeses son esperados en Montreal este fin de semana, que generarán ingresos por 89 millones de dólares canadienses. Y además el gobierno se beneficiará de unos 20 millones de dólares canadienses por concepto de tasas fiscales pagadas por extranjeros.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.