Secciones
Síguenos en:
Políticos del Tolima analizan escaso apoyo del departamento al liberalismo en pasadas elecciones

Políticos del Tolima analizan escaso apoyo del departamento al liberalismo en pasadas elecciones

La debacle del liberalismo que esta vez no figuró con votaciones altas, es tal vez el hecho más notorio de la jornada electoral que se vivió el domingo en el país.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de junio 2010 , 12:00 a. m.

Las opiniones van y vienen en torno a la escasa votación obtenida por el Partido Liberal del Tolima en la primera vuelta presidencial.
La candidatura de Rafael Pardo solo la apoyaron 24.832 tolimenses y representa tal vez la votación más baja que en este departamento de estirpe roja haya alcanzado un aspirante a la Presidencia de la República.

Llama la atención Ibagué, ciudad que por años ha sido gobernada por el liberalismo, donde los seguidores del trapo rojo no salieron a votar de manera copiosa como en oportunidades anteriores lo hacían por candidatos como César Gaviria, Virgilio Barco, Julio César Turbay o Ernesto Samper Pizano.

Tampoco se vieron los votos en Chaparral, la tierra del insigne Darío Echandía, ni en Líbano, la cuna del senador Mauricio Jaramillo.

¿Qué pasó? ¿Que se hicieron los liberales del Tolima? ¿No votaron? ¿Apoyaron a Juan Manuel Santos o a Antanas Mockus?
El diputado Arturo Sánchez, oriundo de Líbano, afirma que, definitivamente, Colombia es un país uribista.

"La gente está engolosinada con la seguridad democrática y con los programas sociales del Presidente Uribe, y no quiere saber de otros candidatos, esa es la verdad", afirma.

Agrega que muchos apoyaron a Santos porque, según él, algunos infundieron el temor de que si el Partido de la U perdía el poder, se vendrían abajo programas fundamentales como Familias en Acción o los de la tercera edad que incluyen alimentación y bienestar a miles de ancianos pobres. "La gente no entiende que con Uribe y sin Uribe, Familias en Acción y la Seguridad Democrática van a continuar pues están establecidos a través de leyes de la República", agrega Sánchez.

Apetitos personales

El diputado Ángel María Gaitán también entra a terciar en la discusión que hoy es asumida en los tertuliaderos de la ciudad.
El afirma que cuando los dirigentes nacionales, departamentales y municipales, no tienen sentido de pertenencia con sus candidatos, abandonan los ideales de su partido "para satisfacer sus apetitos personales y burocráticos".

"Hoy muchos dejaron a un lado al partido del pueblo y al candidato Rafael Pardo, que presentó excelentes propuestas para sacar a Colombia de sus múltiples problemas", asegura Ángel María Gaitán.

Y luego agrega: "Junto a Pardo, quedamos pocos liberales, creo que los que siempre hemos sido fieles a nuestro glorioso partido rojo".

El diputado aclara que el liberalismo se mantiene vivo y será fundamental en el gobierno pues en las elecciones de marzo eligió 18 senadores y 40 representantes a la Cámara.

12 años sin poder

El peso de la polarización que se formó en el país por culpa de las encuestas, es un factor que influyó en la debacle liberal. Eso lo dice el diputado Jaime Ospina Galindo.

"El país se polarizó alrededor de Mockus y Santos, las opiniones giraron alrededor de estos candidatos, y se dejaron a un lado las buenas propuestas que en esta oportunidad presentó el candidato Rafael Pardo Rueda", señala.

También influyó, dice, 12 años de ausencia de poder que ha tenido el liberalismo.

Prohibir encuestas: R. Arciniegas

El diputado Ramiro Arciniegas Lastra culpa de la escasa votación liberal al fenómeno Uribe. "El uribismo arrasó con los partidos tradicionales de Colombia", afirma.

Él propone que en Colombia solo haya 3 partidos: Liberal, Conservador y uno independiente "semejante a las democracias que operan en los países desarrollados".

Atacó a los grandes encuestadores y propuso eliminar ese método de medición de intención del voto. "Propongo que se prohíban las encuestas porque el elector apoya al candidato que encabeza las encuestas, sin detenerse a mirar su programa, o los de los demás candidatos", afirma.

Luis Arturo Ortiz, ex presidente del Directorio Liberal de Ibagué, considera que la dirigencia actual en su momento histórico no aprovechó hace 8 años el acuerdo programático que planteó el Presidente Álvaro Uribe. "Nos fuimos a una oposición sin sentido", dice. Afirma que el partido no está acabado. "Los liberales están ahí, y a la hora de votar lo hacen por Uribe y Santos".

Finalmente, Luis Arturo Ortiz se pregunta '¿Cuándo volverá a ser grande el liberalismo?' y recordó épocas pasadas llenas de gloria y triunfos.



 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.