Secciones
Síguenos en:
Foro del lector

Foro del lector

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de junio 2010 , 12:00 a. m.

Mejor El Dorado que Luis Carlos Galán

Señor Director:
La polémica sobre la propuesta de cambio de nombre del aeropuerto El Dorado es más que un problema de denominación. No obstante, reconozcamos el valor de la figura de Luis Carlos Galán. Es claro que el nombre de El Dorado hace parte de la memoria de los colombianos, que identifica un sitio geográfico y una historia particular. Pero la irresponsabilidad va más allá. Hace poco se anunció la demolición del edificio actual, declarándolo obsoleto y llamándolo "viejo edificio", cuando se trata de una pieza sobresaliente del modernismo en Colombia, proyectado en 1955 por Gabriel Serrano Camargo.
Mauricio Uribe González
* * * *
Señor Director:
Contundente su editorial (01-06-10) sobre la inconveniencia de cambiarle de nombre al aeropuerto El Dorado. Y nos da la base para estudiar la posibilidad de someter a referéndum, y no apresuradamente, asuntos como este, no solo para que la Corte cambie su pronunciamiento, sino también para evitar en el futuro estupideces en casos similares.
Gabriel Vanegas Cantor
* * * *
Señor Director:
Me hice ciudadana de este maravilloso país a imagen y ejemplo de Luis Carlos Galán, a quien he admirado desde antes de su magnicidio y hasta hoy, pero no he tenido calma desde que leí que el aeropuerto El Dorado va a cambiar de nombre y que será ahora rebautizado con el del caudillo. El Dorado es uno de los poquísimos nombres bien puestos a nuestros aeropuertos y que efectivamente nos da alguna identidad internacional.
Lilyana Guerrero F.
* * * *
Señor Director:
La memoria de los grandes no se logra pisoteando los valores autóctonos, en este caso el más significativo de nuestro noble ancestro indígena. Pretender cambiar el nombre del aeropuerto El Dorado, lejos de enaltecer la insigne memoria de Luis Carlos Galán, es afrenta contra nuestra nacionalidad.
Antonio José Marulanda Rojas

Segunda vuelta
Señor Director:
Ante la contundencia de la diferencia en los resultados electorales del pasado domingo, es un acto de aberrante corrupción despilfarrar miles de millones de pesos en la famosa segunda vuelta. El señor Mockus, honesto a morir, debe proponer invertir esos dineros en salud y educación, y pasaría a la historia como un verdadero héroe.
Lo preocupante es: ¿a qué manos irían a parar si no se malgastan?
Álvaro Mutis Arenas
* * * *
Señor Director:
El artículo de la Constitución Nacional que trata sobre la segunda vuelta presidencial debe abolirse, en el entendido de que el que obtenga la mayor votación sea proclamado de forma inmediata como el ganador. Ya tuvimos la experiencia el pasado domingo, con el contundente triunfo electoral de Juan Manuel Santos sobre Mockus. Sería absurdo continuar en la dirección establecida, que lo único que genera es gasto y pérdida de tiempo para iniciar el proceso de gestión gubernamental.
Carmen Cecilia Gómez Merlano

Elecciones y reacciones
Señor Director:
En la cultura de "la vida es sagrada", propuesta por el candidato 'verde', también debería predicarse "la honra es sagrada", a propósito de las excusas públicas de José Obdulio Gaviria al profesor Mockus en su columna 'Encuestadoras y medios' (02-06-10). Muchas vidas se salvarían, mejor justicia prevalecería y la política doméstica daría un salto hacia una humanidad más incluyente. ¿Estaremos lejos de una cultura en que se piense y sienta que lo que afecta tu honra me afecta a mí también? Este es un salto evolutivo que se basaría en el perdón, la comprensión y la compasión, componentes de una civilidad madura, sin olvidar la justicia para los casos incorregibles.
Pedro Aja Castaño
* * * *
Señor Director:
Sorprende que algunos medios hablan del candidato Santos como si ya hubiera sido elegido Presidente, cuando aún no ha pasado la segunda vuelta. Recordemos que en las pasadas elecciones se equivocaron no sólo las empresas encuestadoras, sino algunos medios, que daban como ganador o con alta probabilidad a Mockus. Sin embargo, los electores decidieron otra cosa; si bien el candidato ganador tiene alta probabilidad de ganar los comicios, no hay que olvidar que en política nadie tiene la última palabra, sino hasta que haya transcurrido la jornada, más aún cuando los votantes han mostrado volatilidad en la intención de voto.
Edilberto Torres Baquero
¡Qué pesar con Bogotá!
Señor Director:
Las calles de Bogotá, verdaderos cráteres;el contrato con una compañía mexicana para repavimentar la ciudad, en veremos, y los dineros se esfumaron; las ciclorrutas no las usan; los bolardos, a $ 120.000 cada uno, por el suelo; la 26, con contratistas que no responden; y el sufrido, pague de su propio peculio. Y al cuadro triste le sumamos guerra entre hermanos, que produce desplazamientos a las ciudades. ¡Qué pesar con Bogotá!
Severo Caycedo Méndez
* * * *
Señor Director:
Manifiesto mi inconformidad ante la Alcaldía y los ediles de Usaquén por descuido en la zona, donde hay dos huecos: calle 151, cra. 17 esquina, a Carulla de Cedro Bolívar; y calle 151, carrera 13, un cráter obstaculiza el tráfico por esta arteria. Tantos impuestos que se pagan, y son "inertes" los funcionarios impertinentes que gozan de sus cargos.
Oswaldo Pérez Tovar 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.