Ejército anuncia batallón del Alta Montaña para frenar ataques de las Farc en el Cauca

Ejército anuncia batallón del Alta Montaña para frenar ataques de las Farc en el Cauca

El nuevo batallón contará con cerca de un millar de miembros de las Fuerzas Militares y será instalado en el municipio de Jambaló.

12 de mayo 2010 , 12:00 a.m.

Gabriel Silva, ministro de Defensa, que anoche volvió a visitar la región, anunció que será construido un batallón de alta montaña, con el que se piensa neutralizar los hostigamientos, pero también reforzar la búsqueda de los jefes de las Farc que lideran los ataques.

"Es claro que esta zona es un corredor logístico, de movilidad para el narcotráfico y por eso es una zona de alta prioridad. Pero no se puede desconocer que se ha avanzado mucho y hay logros significativos", señaló.

Silva indicó que desde su despacho se ha enfrentado el tema con "mucha firmeza".

"Quizás la zona donde todavía hay una presencia relevante de las Farc, es el Cauca. Es una retaguardia de 'Alfonso Cano', es la salida del narcotráfico, de las finanzas y de la logística para el Secretariado", indicó.

En la zona se encuentran, por un lado, José Antonio Plata del Río, alias 'Zeplin', el segundo hombre de 'Pascuas'; y por otro lado alias 'Caliche', guerrillero del tercer nivel del frente 6 de las Farc, quien según la Policía lidera las extorsiones en el Cauca.

También se está reconsiderando el trabajo social con las comunidades indígenas, que son casi el 70 por ciento del departamento.

Por ahora, el Ejército y la Policía están en máxima alerta sobre los posibles atentados y acciones que las Farc tendrían planeadas para las elecciones presidenciales del 30 de mayo. Por esto, se garantizó la llegada de mil efectivos policiales al Cauca para reforzar la seguridad en la zona.

Sin embargo, estos ataques "no son una demostración de la fuerza que tiene la guerrilla. Han sido ataques con granada contra la población civil, ha sido un mortero hechizo, han sido cosas que producen daño e impacto en la ciudadanía, pero es una acción terrorista que hay que enfrentar", argumentó Silva.

"Siento que estamos siendo atacados por fuerzas insanas, dementes, que llenan el departamento de aflicción y que no respetan la dignidad humana", dijo el gobernador del Cauca, Guillermo Alberto González, que anunció que denunciará este hecho ante organismos internacionales por violación al Derecho Internacional Humanitario.

El Gobernador, además, contemplaba ayer la posibilidad de tomar medidas de excepción como el toque de queda de 6 p.m. a 6 a.m. en varios municipios y la restricción del tránsito de carros y motos en las vías secundarias de la región.

Silva admite vacíos en seguridad en el Cauca

Los ocho policías, tres militares y doce civiles muertos en lo corrido del año que han dejado los hostigamientos de las Farc en el Cauca son una muestra clara de la situación de seguridad que afronta el departamento.

Para la Política de Seguridad Democrática, la presencia de las Farc en la región se ha convertido en la piedra en el zapato. Ayer el ministro de Defensa, Gabriel Silva, admitió que hay vacíos en la situación de la seguridad de este departamento y la Defensoría del Pueblo denunció que la población civil se quedó sin garantías tanto de la Fuerza Pública, como de los grupos armados.

Las respuestas a lo que está pasando se sustentan en el incremento de los cultivos ilícitos en la zona, especialmente los de marihuana, que al parecer han renacido de la mano de las Farc.

Hasta el pasado 11 de mayo, la Policía había incautado 30 toneladas de la droga. En este mismo periodo, en el 2009, tan solo iban 5 toneladas, lo que muestra el crecimiento. Y en la mayoría de cultivos que fueron detectados por la Fuerza Pública había guerrilleros que los cuidaban.

"Es claro que esta zona es un corredor logístico, de movilidad para el narcotráfico y por eso es una zona de alta prioridad. Pero no se puede desconocer que se ha avanzado mucho y hay logros significativos", señaló el ministro de Defensa.

Las estadísticas de la Policía hablan de nueve hostigamientos en Cauca en lo corrido de este año frente a tres para la misma época del año pasado. También, señalan que han ocurrido 3 embocadas, frente a 2 del 2009, que dejan ocho policías muertos. El año pasado iban 5 a corte de mayo.

Por su lado, la Corporación Arco Iris reportó que en lo corrido del año han ocurrido 88 acciones bélicas, que incluyen hostigamientos, ataques y emboscadas, así como la detonación de 36 campos minados. El año pasado hubo en total 120 de estas acciones, lo que preocupa a la ONG porque con la tendencia actual de las cifras las del año pasado se triplicarían al final de este, dice Ariel Ávila, investigador de Arco Iris.

A esto se suman las cifras de Acción Social, que en la última semana atendió a 665 personas de Toribío y Caloto que salieron desplazadas de estos municipios caucanos a causa de los combates.

Las dificultades para controlar los pasos de la alta montaña -Cauca es uno de los corredores que conectan la cordillera con el Pacífico-; la desconfianza de la población indígena hacia la Fuerza Pública y los narcos minan la seguridad en este departamento.

Hasta hace un año, el 80 por ciento de la marihuana que se movía en el país salía del Cauca. Hoy, dicen investigadores que conocen la región, esa cifra pasó al 95 por ciento.

"Sacar la marihuana de allí requiere de caminos de herradura y las montañas de la cordillera. Por eso, tanto las Farc, como otros grupos, no pueden perder el control de los corredores de movilidad y la topografía no favorece para nada a la Fuerza Pública", explica uno de los oficiales de la Policía que está en operaciones en el área.

"La dificultad del terreno es grande porque allí se están partiendo las tres cordilleras, y las características dificultan el control operativo, sin contar el uso de francotiradores", dice un investigador que les ha seguido los pasos a los jefes de las Farc en la región.

El gran problema es controlar los hostigamientos de la guerrilla, que dejan ante la opinión pública la sensación de que el Ejército y la Policía no están actuando. "Por lo general los ataques los hacen tres o máximo cinco guerrilleros", agrega otro oficial.

Otro punto que alegan tanto militares como policías es que los guerrilleros, bajo el mando de 'Sargento Pascuas', jefe del frente 6 y el único contemporáneo de 'Manuel Marulanda' que aún vive, "les cambió el camuflado a sus hombres por ropa de campesinos, que se pasean a caballo, sin lograr ser detectados".

Población llora a niño asesinado por bomba de las Farc


A las 4:30 de la tarde de ayer las bocinas de los carros comenzaron a sonar en Siberia, que estaba adornada con banderas blancas.

A esa hora llegó el cuerpo del niño de 5 años que murió la noche del martes cuando este pequeño corregimiento de Caldono (Cauca) fue atacado con 'tatucos', bombas hechizas de la guerrilla.

Jesús Alirio Bolaños, un tendero, recordó que la gente no sabía si salir o no a las calles, pero se arriesgaron y fueron a socorrer al pequeño, que estaba tirado en el suelo. Al parecer, cuando empezaron las explosiones el niño salió corriendo del negocio donde se encontraba con su mamá, la concejal Luz Marina Patiño.
Ella corrió tras él y quedaron atrapados en el medio del fuego.

"Hubo mucha confusión porque solo veíamos el cuerpo del niño y a ella no la encontrábamos", contaba Bolaños, quien con los cerca de 2.000 habitantes de Siberia salió ayer a recibir el cuerpo del menor.

El niño y su mamá fueron trasladados la misma noche del martes al Hospital Universitario de San José de Popayán. Allí murió el menor y la concejala se encuentra muy grave, con trauma craneoencefálico y presentaba afectaciones en por lo menos el 90 por ciento de su cuerpo causadas por esquirlas de las granadas.

Los 600 estudiantes del Colegio Departamental Los Comuneros de Liberia, donde estudiaba el pequeño, marcharán para rechazar su muerte.

El rector de la institución educativa, Jesús Ever Paladines, recordó que la concejal era quien llevaba todos los días a su hijo al colegio, a las 7:30 en punto de la mañana. Era inquieto, como todos los niños de su edad, corría sin parar por los pasillos y le encantaba pintar. Lo que más le gustaba era hacer era paisajes con muchos árboles y ríos. "En el archivo tenemos guardados sus dibujos. Era un niño muy alegre, muy risueño, muy entusiasta. El pueblo no sale de su asombro, no puede creer lo que pasó", dijo el rector.

Luz Marina Patiño fue elegida concejala en el 2008 y era la primera vez que ocupaba ese puesto. Los habitantes recuerdan su gran sentido social. Para diciembre consigue regalos y no deja día del niño y día de la madre sin celebrar.

Según el Comandante de Policía Cauca, coronel Carlos Ernesto Rodríguez, miembros de la columna móvil Jacobo Arenas de las Farc fueron quienes lanzaron las granadas contra la estación, pero los artefactos rebotaron en una malla de seguridad y cayeron en el negocio donde se encontraba la concejala con su pequeño hijo.

Crearán batallón de alta montaña

 

REDACCIÓN JUSTICIA
CALI Y POPAYÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.