Revuelo por 'aparición' de Virgen en Kennedy

Revuelo por 'aparición' de Virgen en Kennedy

Una aseadora fue la primera en ver la imagen. El Hospital de Kennedy fue un centro de peregrinación. Algunos enfermos le pidieron favores divinos.

29 de abril 2010 , 12:00 a.m.
A las 6:30 de la mañana, la aseadora del Hospital de Kennedy Marisol Rubio tuvo un encuentro que jamás olvidará.

Mientras barría la entrada principal del centro asistencial, según ella, la Virgen se le apareció en una baldosa.

La mujer se agachó para confirmar que lo que había visto no era una alucinación. Fue incapaz de tocar la imagen y lo único que le pasó por la mente fue llamar a su compañera Esperanza Lara.

"Dígame si esa imagen no es la Virgen", le dijo conmovida Marisol a su amiga, que, con un movimiento de cabeza confirmó la supuesta 'aparición'. Luego sacó su celular para hacer unas fotos que comprobaran el 'milagro'.

Las dos empleadas no pudieron evitar que los pacientes que a esa hora empezaban a llegar y los ambulantes de la zona armaran un corrillo en torno de la imagen.

A las 10 de la mañana, la entrada principal del Hospital de Kennedy era un improvisado sitio de peregrinación.

Los creyentes de la Madre de Cristo le pusieron cuatro velas y una flor blanca.

Varios agentes de la Policía tuvo que intervenir, pues los fieles no paraban de tomarle fotos a la 'aparición'.

Hasta incrédulos se hicieron presentes. "Esa es una mancha de tinto", dijo uno. A su lado un joven lo interrumpió molesto y le contestó que había visto cómo le echaban saliva a la imagen y que esta permanecía en la baldosa.

Le pidieron favores

Ligia Vilamar, de 69 años, se acercó a la imagen en silla de ruedas.

"Mi señora, toque a la virgen y podrá volver a caminar", le decían los curiosos a la mujer.

Ligia, quien sufre de artritis, osteoporosis y artrosis, se agachó levemente para hablarle al oído a la Virgen: "Concédeme la salud, Madre mía". María Urbina, de 70 años, se metió -como pudo- entre el tumulto y le pasó la mano a la imagen.

Se puso de pie y se la vio en la mitad de los fieles tocándose el rostro con la misma mano, como para que la imagen la bendijera.

"Es la Virgen Inmaculada. Lo sé por el vestidito que tiene y por la posición de sus manitos", aclaró María.

En la entrada del hospital se escuchaba todo tipo de explicaciones sobre el inusual fenómeno.

Una señora, camándula en mano, aseguró convencida que la Virgen se había dejado ver al frente de un hospital "para que el mundo se dé cuenta del pésimo sistema de salud de Colombia".

La empleada que descubrió a la Virgen tiene 40 años y lleva dos trabajando en el Hospital de Kennedy.

Es una católica consumada que piensa que lo que le sucedió la mañana de ayer es un aviso divino de que algo milagroso va a pasar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.