Apartamentos arrendados a delincuentes podrían ser objeto de extinción de dominio

Apartamentos arrendados a delincuentes podrían ser objeto de extinción de dominio

El ataque de un francotirador que disparó desde una habitación de un hotel contra una persona puso nuevamente en la palestra el arrendamiento de inmuebles a delincuentes en El Rodadero, Santa Marta.

21 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Ante esta situación, ayer se definió en un consejo de seguridad departamental tomar medidas para evitar que los criminales sigan usando este balneario como centro de operaciones para cometer sus delitos.

El secretario de Gobierno del Magdalena, Marco Mejía Bacca, anunció que las casas y apartamentos turísticos que sean arrendados a personas de dudosa procedencia y donde se cometan hechos delictivos podrían ser objeto de extinción de dominio, para lo cual ya se dieron instrucciones a la Policía y la Fiscalía.

"Si se presentan casos de narcotráfico o delitos de extrema gravedad el Estado tiene la facultad de hacer extinción de dominio, es por eso que es importante que los propietarios sepan a quién le arriendan los apartamentos y qué conozcan con quién están involucrándose para evitar ser objeto de esta situación", explicó Mejía Bacca.

Asimismo, advirtió sobre la necesidad de implementar sistemas de seguridad como cámaras de vigilancia en estos edificios para tener control del ingreso y salida de personas y vehículos.

El administrador de un edificio donde arriendan apartamentos, que pidió no ser identificado, aseguró que la extinción de dominio es una medida desesperada y que lo deben hacer las autoridades es trabajar mancomunadamente con los propietarios de edificios para que lleven un registro de las personas que se hospedan allí.

"Esta medida es anticonstitucional porque nosotros no somos el DAS para pedir antecedentes judiciales, además nadie va a alquilarle a una persona que vaya a cometer un crimen o acto ilícito. Uno no es adivino para saber que eso va a ocurrir", dijo.

Aunque en el atentado que ocurrió la tarde del lunes en El Rodadero no hubo personas lesionadas debido a la oportuna reacción de las autoridades que fueron alertadas del atentado por la víctima, identificada como Hermes Freyle Barranco, el atacante logró huir.

El francotirador se encontraba en una habitación del hotel Escondor, donde fue hallado un rifle calibre 5, 57 con mira telescópica y silenciador y un trípode. No obstante, no pudo ser identificado porque las cámaras de seguridad del hotel estaban dañadas.

De acuerdo con la información del CTI, Hermes Freyle Barranco es testigo clave en una investigación relacionada con un homicidio cometido en agosto pasado en Santa Marta.  

Esta persona, según la Policía, es desmovilizada de las AUC y tiene antecedentes por los delitos de conformación de grupos ilegales, concierto para delinquir y narcotráfico.  

SANTA MARTA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.