Historia de la casa azul/Opinión

Historia de la casa azul/Opinión

Germán Vargas Morales/Ingeniero Industrial M. Sc. Abogado.

19 de abril 2010 , 12:00 a.m.
  Cuando el ejercicio de la política no era de empresas electorales y utilidad personal, sino de unión en la lucha por convicciones ideológicas desde partidos organizados, cada uno de ellos poseía su propia sede, adquirida con los aportes de sus militantes. Y allí acudían los copartidarios a deliberar o a pedir a sus dirigentes ayuda en la solución de sus problemas. Pero la casa era de todos.
Desde hace varias décadas, y de manera especial durante los períodos electorales, se escucha a los conservadores reclamar por el destino de la Casa que fue adquirida por el Fondo Conservador del Meta, el 2 de julio de 1954.
En esta fecha, el médico Miguel Navarro Uribe, fallecido hace poco, Presidente entonces de la Junta Económica del Fondo, otorgó poder al abogado Jesús María Arias, padre del ex ministro de Estado Jaime Arias Ramírez, para que suscribiera la escritura pública de compra del inmueble, un edificio de dos plantas en el centro de la ciudad y donde funcionaba el Teatro Iris. Allí reposa el recuerdo que a tantos niños nos dejaron las películas de vaqueros, Tarzán, Tintán etc., presentadas en la época.
Después de 29 años operando como Casa Conservadora, y según acta 03 del lunes 11 de abril de 1983, documentos todos en poder del ex diputado Luis Humberto Romero Morales, se reunió la Junta Económica del Fondo Conservador, presidida ahora por Justo Vega Castro, para tomar la decisión de vender la Casa, con la aprobación de los miembros de la Junta.
El 16 de mayo de 1983 la Fundación Propuesta aparece comprando la Casa Conservadora por valor de 3'800.000 pesos, según escritura pública No. 1081 de la Notaría Tercera de Bogotá. Esta Fundación obtuvo su personería jurídica el 17 de diciembre de 1982, por Resolución No. 6311, suscrita por el entonces ministro de Justicia, Bernardo Gaitán Mahecha.
Hasta aquí sólo cabría preguntar ¿por qué dejaron al Partido sin casa? Pero luego se ha conocido que esta Fundación Propuesta, creada el 3 de septiembre de 1982, y según acta No. 1 que aprobó sus estatutos, aparecen entre sus integrantes el Presidente y otro de los miembros de la Junta Económica del Fondo Conservador que vendió y, además, algunos familiares del primero. Como nunca se ha dado explicación clara a semejantes procedimientos, es apenas elemental que cuando más necesitan el Directorio Departamental y el Municipal de Villavicencio una sede para sus reuniones, se incrementa el malestar por el 'negocio' del inmueble, adquirido en su origen con los aportes de los conservadores de la región, quienes no lo poseen, pero reclaman como de su Partido.
Mientras el tiempo transcurre, el deterioro y los impuestos conspiran para encontrar una pronta salida al problema de la Casa Azul. Según las investigaciones que ha venido desarrollando Humberto Romero, el Presidente de la Fundación en la actualidad es el señor Germán Arciniegas Sánchez, quien ejerce esta función desde el 3 de febrero de 1984. Él tiene la palabra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.