Una venganza entre dos familias sería la causa de explosión de granada dentro de una buseta

Una venganza entre dos familias sería la causa de explosión de granada dentro de una buseta

La Policía, que tiene plenamente identificado al agresor, asegura que la víctima fatal no tenía nada que ver en el hecho.

13 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Una disputa entre dos familias es para la Policía la causa de la explosión de una granada dentro de una buseta, registrada en la noche del pasado lunes en la localidad de San Cristóbal.

El hecho dejó una persona muerta y cinco heridas.

Las autoridades creen que la víctima fatal, identificada como Jorge Eliécer Piñeros, de 47 años, y quien viajaba en la silla de copiloto, no tenía nada que ver con el hecho.

Por el contrario, las primeras indagaciones atribuyen el acto a una venganza contra el conductor de la buseta de la empresa Transportes Nuevo Milenio, Ricardo Martínez Noguera, de 41 años.

Las investigaciones permitieron establecer que a las 11:20 p.m. un hombre afrodescendiente abordó el vehículo de placas SIG 179 en la entrada principal del barrio la Victoria.

En la buseta, que terminaba su recorrido en el barrio Juan Rey, viajaban siete personas: cinco pasajeros -tres hombres y dos mujeres- el conductor y un colega que acababa de estacionar su bus en un paradero del barrio Córdoba y que estaba aprovechando que lo acercaran a su vivienda en el barrio Altamira.

A las 11:28 p.m. el viajero afrodescendiente se levantó de la silla y timbró para solicitar la detención del automotor en la transversal 6a. con diagonal 39 Sur.

En ese momento, un hombre se acercó a la ventanilla del conductor y arrojó un artefacto a la cabina del vehículo.
Fuentes allegadas al caso dijeron a EL TIEMPO que se trató de una granada de fragmentación IM-26.

El autor del hecho y el afrodescendiente, al parecer su cómplice, huyeron de la escena segundos después de la explosión. Las seis personas que resultaron heridas fueron trasladadas en ambulancias a los hospitales San Blas, San Rafael, la Victoria y Kennedy.

Sin embargo, la gravedad de las heridas terminó con la vida de Jorge Eliécer Piñeros. De la víctima se sabe que tenía tres hijos y que hacía 24 años era transportador.

"Tenía un colectivo y trabajaba todos los días de 2 de la tarde a 11 de la noche",aseguró Alba Janeth González, esposa del conductor.

Anoche, sólo dos de los heridos permanecían en centros asistenciales: Ricardo Martínez (compañero) en el Hospital de Kennedy, por lesión en el brazo derecho, y Luz Mery Turca en el Hospital la Victoria, por herida en una de sus piernas.
Disputas por casos de homicidios
El coronel Gildardo Pico, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, dijo que el hombre que arrojó la granada alcanzó a ser identificado por el conductor de la buseta afectada. "Al parecer estamos al frente de un caso de venganza entre dos familias", aseguró el oficial.

Las primeras indagaciones señalan que el presunto autor del hecho estuvo en la cárcel purgando una condena por homicidio, tras ser delatado por el hermano del conductor de la buseta.

Paradójicamente, el hombre que denunció el hecho está en la cárcel Nacional Modelo mientras se investiga su responsabilidad en el asesinato del hermano del hombre que arrojó la granada el pasado lunes. Todo indica que la retaliación era contra el conductor, pero quien perdió la vida fue uno de sus colegas que no tenía nada que ver con la situación, según la Policía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.