Suspenderán durante diez días el cable aéreo de Manizales para tensarlo

Suspenderán durante diez días el cable aéreo de Manizales para tensarlo

Cinco meses después de su entrada en operación el sistema de transporte será sometido a su primer mantenimiento.

09 de abril 2010 , 12:00 a.m.

Según el gerente del cable, Jorge Arango, los arreglos se deben al número de pasajeros que éste ha movido y a las condiciones climatológicas, pero, contradictoriamente, el cable tiene hoy un déficit de 2 mil usuarios por día.

El mantenimiento, que será realizado por expertos de la firma Teufelberger, tardará en teoría diez días, entre el 12 y el 21 de este mes, y consistirá en hacer un re-empalme del cable. En términos sencillos, el cable será tensionado nuevamente.

Aunque Arango sostiene que la reparación estaba prevista, llama la atención que ésta se haya adelantado cuatro meses, pues, según el propio funcionario, se había estimado para agosto próximo.
Arango explicó que "la cantidad de personas que usaron el cable durante sus tres primeros meses de funcionamiento (noviembre y diciembre de 2009 y enero de 2010), entre 9 mil y 10 mil diarios, obligaron a mover muy rápido el cilindro que hace la tensión del cable, el cual, durante los dos últimos meses no hemos tenido que moverlo".

En febrero y marzo el cable movió 6 mil usuarios diarios, 2 mil menos que lo previsto. Esto, según Arango, se debe, entre otros factores, a la suspensión del sistema estratégico de transporte público, por decisión de un juez. El teleférico era una de las 44 rutas del TIM (Transporte Integrado Manizales), que quedaron en deshabilitadas temporalmente.

De acuerdo con los datos que la Alcaldía de Manizales ha suministrado, en sus cinco primeros meses de funcionamiento el teleférico solamente se ha utilizado una vez a su máxima capacidad, 16 mil personas diarias, 2.880 cada hora, en el puente festivo de la reciente Feria de Manizales, entre el 9 al 11 de enero, de resto no.

¿Entonces por qué un mantenimiento tan pronto? El ingeniero jefe de operaciones del cable, Juan Pablo Ángel, explica que los trabajos que se realizarán son "normales para un cable que se diseñó para ser turístico, pero que se utiliza para transporte masivo de pasajeros".

Los diseños europeos de cables aéreos (el de Manizales es italiano) -agregó Ángel- son en general para turismo, es decir, los que se utilizan por temporadas. Me refiero a los teleféricos que en Europa se usan durante el invierno para que los esquiadores asciendan a las montañas. Pero en Manizales, el cable funciona 17 horas diarias de lunes a sábado.

"Los mantenimientos de los cables aéreos europeos son más espaciados en el tiempo, pero los que se deben realizan en sistemas de transporte masivo, como el de Manizales y los tres de Medellín, deben ser más seguidos", afirmó el ingeniero.
Al aseverar que el cable aéreo de Manizales no ha acusado problemas, Ángel explicó que el mantenimiento se debe también al fenómeno del Niño. Con el calor -anotó - el cable experimenta una distensión, pero con el frío se contrae.

Las tres líneas del cable aéreo de Medellín, K, J y Arvi, movilizan respectivamente 18 mil, 7.500 y 3.200 personas al día, y son sometidas a mantenimientos periódicos. La línea J, por ejemplo, está en estos momentos en mantenimiento. El cable Arvi fue inaugurado hace dos meses y es netamente turístico.

La empresa Gestión Energética (Gensa), a través de la gerencia de proyectos especiales, está encargada de la consultoría y administración técnica del cable aéreo. Jaime Agudelo, director del proyecto, afirmó que el mantenimiento del cable es necesario porque "el sistema de tensión, que tiene un rango de desplazamiento de seis metros, está en el límite porque estamos en los 5 metros; nos queda sólo un metro".

Agudelo afirmó que el mantenimiento no debe generar alarma porque son normales, como sucede en las tres líneas del cable aéreo de Medellín.

En seis meses el cable aéreo de Manizales, que costó 53 mil millones de pesos, une el terminal de transporte con el centro de la ciudad y tiene una extensión de 1,9 kilómetros, será sometido a un nuevo mantenimiento, pero esa vez los ajustes serán en los trenes de línea, las poleas situadas en las torres por encima de las cuales corre el cable.

FERNANDO UMAÑA MEJIA
MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.