La Iglesia Católica rodea al Papa tras escándalos de sexuales

La Iglesia Católica rodea al Papa tras escándalos de sexuales

Tras una Semana Santa precedida por denuncias que lo señalaban de haber encubierto a un cura pederasta, el clero le expresó su incondicionalidad.

04 de abril 2010 , 12:00 a.m.

"Santidad, no está sólo, los fieles no se dejan impresionar por las murmuraciones del momento". Esas fueron las palabras de aliento del cardenal Angelo Sodano al dirigirse al Papa durante la misa de Resurrección de este domingo, en las que le expresó el apoyo de la Iglesia ante los ataques que ha recibido recientemente por los casos de pederastia.

El cardenal, decano del Colegio Cardenalicio -que congrega a los cardenales de todo el mundo-, rompió el estricto protocolo vaticano al hacer esta manifestación ante miles de feligreses congregados en la plaza de San Pedro.

Pero Sodano no fue el único jerarca que le expresó su apoyo al Pontífice, a quien han acusado de encubrir a un sacerdote pederasta en sus épocas de cardenal. El arzobispo de París y presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, cardenal André Vingt-Trois, hizo público su apoyo al Papa en un periódico parisino, en el que denunció una campaña de desprestigio con el objetivo de manchar su imagen.

"Hay una campaña de denigración y de calumnias que persigue al Papa", aseguró.

Desde España, el arzobispo de Barcelona, cardenal Lluís Martínez Sistach, dijo que hay una tendencia prevalente a distorsionar los hechos.

"En nombre de la Diócesis, de los peregrinos que nos acompañáis y en el mío propio, quiero hacer llegar nuestro apoyo incondicional con nuestra oración al Papa", señaló el arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio.

Los fieles, congregados en la plaza de San Pedro, también opinaron. "La Iglesia está formada por hombres y entre ellos algunos cometen errores. Lo importante es que no los protejan", dijo Marino, italiano presente en el Urbi et Órbi (misa de Resurrección).

"Es un problema que se puede encontrar en todas las instituciones, tanto de hombres como de mujeres", subrayó la rusa Nataliya Tkachenkoet.

Pero no todos piensan igual. La alemana Claudia Binion, quien realiza un doctorado sobre iglesia y medicina, es tajante: "Creo que el Papa debería dimitir porque está involucrado personalmente".

Entre tanto, el Papa decidió no hablar del tema, como no lo hizo en toda la Semana Santa. En el mensaje pascual dijo que la humanidad necesita no sólo retoques, sino una conversión espiritual y moral para salir de la crisis profunda en la que está, y pidió a las naciones que la actividad económica se rija por criterios de verdad y justicia.

Pidió al mundo que no se olvide de las víctimas de los terremotos de Haití y de Chile, y condenó el negocio del narcotráfico en América Latina.

'Poderosas fuerzas atacan al Papa'

En una entrevista publicada en el diario italiano 'La Stampa', George Weigel -biógrafo del fallecido Juan Pablo II y exponente del catolicismo estadounidense-, sostuvo que las duras críticas al Pontífice y a la Iglesia por su actitud frente a los recientes escándalos por curas pederastas en Europa y Estados Unidos, están vinculados a una guerra cultural.

"Benedicto XVI y la Iglesia están siendo atacados por poderosas fuerzas: políticos y editorialistas que quieren destruir la credibilidad de la Iglesia, abogados sin escrúpulos que quieren llegar a las finanzas del Vaticano". Para el escritor, la Iglesia es la última institución que defiende las verdades morales en el mundo y a eso se deben los ataques de algunos sectores poderosos de Occidente.

"La Iglesia estadounidense no registra una crisis por los escándalos de los abusos. Esos problemas ya habían sido enfrentados en el 2002 y la actual controversia está relacionada con la guerra cultural en Occidente", agregó.

Mensaje de la Iglesia colombiana

Juan Vicente Córdoba, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia, dijo que en la clausura de la Semana Santa -en todo el país-, se replicó un mensaje de solidaridad para el papa Benedicto XVI.

"Todos los obispos, los sacerdotes y los fieles católicos le expresamos nuestro respaldo y nuestro respeto al Sumo Pontífice", señaló Córdoba y añadió que en los próximos días la curia colombiana le hará llegar una carta a Benedicto XVI para reiterarle su incondicionalidad.

"El Papa no tiene nada que ver con las acusaciones de encubrir a ningún sacerdote; él ya lo ha dicho y nosotros no sólo lo defendemos sino que nos adherimos a la Iglesia, que es una sola: santa católica y apostólica". Córdoba, en nombre de la Iglesia, pidió perdón a las víctimas de abuso por parte de sacerdotes y añadió que los actos multitudinarios de la Semana Santa son muestra de que los colombianos siguen creyendo en la Iglesia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.