Cajanal no podrá hacer uso de dineros para su funcionamiento tras polémico fallo de la Judicatura

Cajanal no podrá hacer uso de dineros para su funcionamiento tras polémico fallo de la Judicatura

Juez de Magangué embargó cuentas de la entidad para pagar 95 pensiones calificadas de irregulares.

16 de marzo 2010 , 12:00 a.m.

A pesar de tener 21 mil millones de pesos en sus tres cuentas bancarias, la Caja Nacional de Previsión (Cajanal) no puede disponer de un solo centavo para su funcionamiento, pago de pensiones y hasta de proveedores.

Arnedys Payares, un juez de Magangué (Bolívar), ordenó que el dinero fuera embargado, para ser girado luego al apoderado de 95 maestros del orden nacional que reclaman una 'pensión gracia' (adicional) a la cual, dice Cajanal, no tienen ningún derecho.

La decisión del juez está sustentada en un fallo emitido en diciembre pasado por la Sala Disciplinaria del Consejo de la Judicatura -presidida entonces por Ovidio Claros- que le ordena a Cajanal cumplir una tutela del 2006 y, por ende, pagar las 95 pensiones.

El lío para el Estado es que hay 2 mil reclamaciones idénticas -por 600 mil millones de pesos- que podrían abrirse paso con esta decisión y terminar esquilmando a Cajanal, viejo botín de corruptos.

De Magangué a Cundinamarca

La historia de este espinoso caso se inició en diciembre del 2006, cuando el juez Payares le ordenó a Cajanal desembolsar el dinero, luego de que el abogado de los 95 maestros -Andrés Mahecha Reyes- interpuso una acción de tutela.

En ese momento, Cajanal se negó a acatar el falló por considerar que los obligaba a incurrir en una abierta ilegalidad. Y el tema quedó sepultado jurídicamente, pues no hubo solicitud de desacato.

Pero, en noviembre del 2009, y rompiendo el principio de inmediatez de la tutela, el apoderado de los maestros interpuso una nueva acción (no en Bolívar sino en Cundinamarca) para que la Judicatura obligara a Cajanal a acatar la decisión del 2006 y a pagar el dinero.

Y aunque en primera instancia, el Consejo Seccional de la Judicatura de Cundinamarca negó sus pretensiones, en segunda instancia Claros y tres de sus compañeros de sala (los otros tres se excusaron) revocaron la decisión.

El argumento de los magistrados Claros, Angelino Lizcano, Emma Garzón y Henry Villarraga es que Cajanal debe garantizar a los 95 maestros el derecho al debido proceso, igualdad y seguridad social.

Claros -ponente de la decisión-, prefirió no hablar del tema. Pero la magistrada Garzón explicó que había un incidente de desacato y que Cajanal debía cumplir con el fallo del juez de Magangué: "El embargo fue posterior a nuestra decisión. Nosotros no fuimos hasta allá. Pero el juez debía saber qué cuentas son inembargables y cuáles no".

Lo que llama la atención es que el juez anunció que antes de embargar iba a esperar a que la Corte Constitucional revisara el fallo de la Judicatura, pero el 5 de marzo tomó las medidas precautelares.

¿Qué va a hacer Cajanal?

El liquidador de Cajanal, Jairo Cortés Arias, le dijo ayer a EL TIEMPO que ya le pidió a la Fiscalía que investigue al juez Payares por la presunta comisión de los delitos de prevaricato por acción y peculado por apropiación.

"Se extralimitó en sus funciones, usurpó competencias de la jurisdicción contenciosa y deformó el objetivo de la tutela", dice la denuncia.

Este mismo juez ya había sido denunciado en el 2008 por una decisión similar que beneficiaba a 89 docentes con una tutela de octubre del 2006.

Por ahora, el liquidador -que lleva tres meses en el cargo y 6 meses de arrestos acumulados por negarse a cumplir este tipo de fallos- ya logró que el dinero congelado se quede en las cuentas mientras se prueba que, por ser transferencias de la Nación, es inembargable.

'Que la Corte dirima el caso'

Al respecto, el juez Payares le dijo ayer a EL TIEMPO que había actuado en derecho.

Y agregó que el fallo de la Judicatura lo conminó a que tomara medidas para que la tutela del 2006 se cumpliera.

"Incluso, los docentes me entutelaron porque no hice cumplir el primer fallo, que se amparó en una ley de 1913 que extiende la 'pensión gracia' a maestros locales que pasaron a ser nacionales", dijo.

Payares agregó que está a la espera de que la Corte Constitucional dirima quién tiene la razón. Por el momento, ya rindió versión dentro de uno de los procesos que se le sigue y está a la espera de que la Fiscalía lo llame por este caso.

Habla la judicatura

El magistrado Ovidio Claros mandó decir con uno de sus asistentes que no recuerda el fallo y, luego, que no podía hablar del mismo por no ser ya presidente de la Sala Disciplinaria de la Judicatura. Y en una tercera comunicación, hizo saber que no tenía tiempo para hablar con la prensa y que prefería leer primero el fallo antes de hablar.

Sin embargo, la magistrada Julia Emma Garzón, actual presidente de la Sala Disciplinaria, dijo que la razón del fallo contra Cajanal es que había un incidente de desacato sobre la tutela del juez de Magangué: "Era una vía de hecho rampante y se conmina a Cajanal a que cumpla el fallo a favor de los derechos del ciudadano".

En relación con el embargo ordenado por el juez de Magangué, la magistrada sostuvo que es una actuación posterior al fallo de la Judicatura, en la que nada tienen que ver.

"Hasta allá no llegamos, solo conminamos para que se cumpla la tutela. Pero el juez debe analizar cuáles cuentas son inembargables", sostuvo.

Y recordó que la Corte Constitucional es la única que puede revocar una decisión de tutela en segunda instancia.

u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.