¿Cuánto nos costó a los bogotanos la negociación del alcalde con los transportadores?

¿Cuánto nos costó a los bogotanos la negociación del alcalde con los transportadores?

El ex alcalde y precandidato presidencial Enrique Peñalosa responde a María Isabel Rueda.

07 de marzo 2010 , 12:00 a. m.

El próximo domingo sabremos quién ganó la consulta interna del Partido Verde. ¿Por qué es mejor Peñalosa que Mokus y que Lucho?

Mi única respuesta es: vote por cualquiera de los tres, y va a la fija. Cada uno tiene su propio lado fuerte. Lucho Garzón podría curar muchas fracturas que tiene nuestra sociedad, entre izquierda y derecha, pobres y ricos, unas regiones y otras y construir un proyecto nacional. Antanas Mokus promueve valientemente su prioridad que es educar a los ciudadanos sobre lo sagrada que es la vida e impulsaría cambios culturales que son fundamentales para que nuestra sociedad salga adelante.

En lo que a mí respecta, creo que mi fuerte es tener la capacidad gerencial para lograr resultados que generen desarrollo y mejoren de verdad la vida de la gente y en especial la de los más vulnerables. Pero en este país de tanta violencia y tantas pasiones destructivas, tan solo lograr una campaña como esta donde hay total armonía, es un mensaje muy fuerte.

Lástima que no podamos sacar un solo candidato con lo bueno de cada uno... Pero hay quienes dicen que en esta alianza tan civilizada, ustedes tres se desdibujaron y se convirtieron en un solo paquete. El de los tres tenores.

Fuimos unos gobernantes tan definidos y tan marcados por el carácter, que no se presta a ninguna confusión. Ahora hay unos principios que nos unen. Especialmente uno que parece pasado de moda, pero no lo está y es muy importante: el principio de la igualdad. Este no se acabó con el comunismo. No será igualdad de ingreso en la economía de mercado, pero hay otras formas de igualdad que tenemos que seguir buscando, como la de lograr que el interés general prevalezca sobre el particular, que es bien difícil de hacer. Si no, trate de quitar unos carros de los andenes, a ver qué pasa. El de la igualdad es un tema que nos une a los tres, pero es imposible que esa coincidencia nos desdibuje, porque cada uno propone una manera distinta de llegar allá. De manera que no creo que haya mucha dificultad para que los ciudadanos tengan claro cuál es cuál y lo que cada uno representa.

¿Hay la posibilidad de que el Partido Verde no logre el umbral requerido para Congreso? Es que está por los lados de los 200 mil votos y usted hace cuatro años no lo logró con ciento setenta mil votos que sacó...

De ahí obtuve una experiencia muy concreta: hay que unirse. Hace cuatro años, solamente Germán Vargas sacó una votación más alta que la mía pero tenía más de 20 cámaras apoyándolo. Saqué la segunda votación más alta, sin cámaras, pero con esos 170 mil votos que obtuve quedé como a quince mil votos del umbral. Antanas Mokus sacó como 70 mil votos y tampoco lo alcanzó. Si hubiéramos estado juntos, como ahora en el Partido Verde, otra habría sido la historia. Creo que Gilma Jiménez, número 1 del Partido Verde, sacará la votación más alta al Senado.

¿Por qué Sergio Fajardo no aguantó este proceso de integración que ustedes tres sí lograron?

Con Fajardo hay identidades obvias en una política no clientelista y en las prioridades de acción, por lo que era obvia una integración. Lo único que pedíamos era un esquema de igualdad en el que seguramente él habría sido el ganador. Hubiéramos podido incluso hacer una encuesta. No puedo entrar a juzgar los argumentos que dio Fajardo para no aceptar eso, pero tanto desde la perspectiva ideológica como la práctica habría sido muy lógica una integración.

¿Tienen pactado que el que gane escogerá su vicepresidente entre alguno de los dos que pierdan?

No. Los tres somos de Bogotá. Pero es muy valioso que cualquiera que sea el que gane, siga muy respaldado por los otros dos en el proceso de su campaña.

¿Usted oiría la propuesta vicepresidencial de otro candidato?

No. No me interesa ser fórmula vicepresidencial. Cuando sumamos los votos de Antanas, Lucho y Peñalosa, estamos de segundos o terceros en las encuestas. Si tenemos una votación muy alta en la consulta, ese candidato puede estar compitiendo por un segundo puesto en la primera vuelta. Ojalá los electores nos respalden votando por cualquiera de nosotros tres.

Pero el elector tendrá que votar solo por una de las dos consultas que hay en el menú. La del Partido Verde, o la del Partido Conservador...

Esperamos que la gente no vote en función de peleas en contra de alguien, sino a favor de alguien: el que a la gente le parezca que puede gobernar mejor a Colombia. Invitamos a los colombianos a que la consulta del Partido Verde le gane a la consulta conservadora.

¿Le pareció bien que la Corte tumbara la reelección?

Sí. Ese es un poder propio de las cortes modernas, que tienen casi unos superpoderes para que defiendan la democracia en sus principios fundamentales. ¿Por qué en ninguna democracia presidencial se permite más de una reelección? No se puede ni en Estados Unidos, ni en Brasil, ni en Filipinas... Ni siquiera Putin en Rusia pudo reelegirse dos veces. Y no es porque los constituyentes hayan sido bobos. Es que los presidentes en ejercicio tienen un poder tan inmenso que es imposible que le compitan los demás candidatos. No se trata solamente del tema de las minucias de la ley de garantías. En uno de sus últimos consejos comunales el Presidente repartió doscientos mil millones de pesos en subsidios para mejoramiento de vivienda en Pereira. Independientemente de lo positivo que es eso, ¿cómo pueden competir los demás candidatos contra eso?

El Presidente Uribe pasará a la historia como uno de los mejores presidentes principalmente por el vuelco que dio a la seguridad y también por el mejoramiento del ambiente de inversión. Hay que mantener la ofensiva contra la guerrilla, pero no en todo puede haber continuidad: Ahora hay que dar la misma prioridad de la seguridad democrática a la seguridad urbana; tenemos las tasas de desempleo más altas de América Latina; hay un enorme desafío en la reorganización de la salud; tenemos un déficit de vivienda mayor que hace 8 años. El país está bastante descuadernado institucionalmente.

¿Si no es usted o alguno de sus dos compañeros de fórmula, por cuál de los otros candidatos se sentiría bien gobernado?

Colombia tiene muy buenos candidatos. No me sentiría preocupado ni por un gobierno de Santos, ni por uno de Noemí. Germán Vargas me parece un excelente candidato y aunque tengo diferencias profundas con Gustavo Petro, aún así creo que es una persona seria que gobernaría con responsabilidad. Pardo me parece preparado y capaz.

¿Si le gustan todos, para qué va a competir contra ellos?

Porque tenemos diferencias de fondo en las prioridades que debe tener la sociedad y en la capacidad gerencial. Yo sí creo que hay que darle una importancia mucho mayor al tema de la igualdad. Y hay que fortalecer la institucionalidad. El presidente Uribe seguramente es mucho más brillante que yo, pero de lo que se trata es de construir equipos con los mejores. Un país no lo puede manejar una sola persona. Esto está descuadernado. ¿Qué tal ese Ministerio de Transporte que tenemos? Ahí hay un desorden y una falta total de gerencia en el tema de la infraestructura. El déficit fiscal es monumental. La cuasiquiebra de la salud es evidente. Se reparten los subsidios sin un criterio claro de prioridad, que yo creo que debería ser el de la generación de empleo. No puede ser que un presidente se siente con un ministro y que resuelvan apoyar a un sector y al otro no porque sí. Debe haber una institucionalidad del más alto nivel técnico para definir una política industrial ambiciosa y coherente. Como no hay prioridades, los sectores que no están bien organizados para presionar esos subsidios no los reciben. A nuestro país, además, le falta una visión de futuro. ¿Más allá de acabar la guerrilla, cuál es nuestro proyecto de sociedad? ¿Cómo vamos a integrarnos al mundo? ¿Tendremos la meta de que todos los niños colombianos sean bilingües para el año 2030 para que puedan aprovechar el Internet? ¿O queremos que sepan música, que pinten? ¿Cuál es nuestro proyecto de sociedad? ¿Cómo vamos a vivir? ¿Qué es lo que nos va a hacer felices?

¿Le parece válida la tesis de que el presidente Uribe dedicó su último año en hacerse reelegir y no a gobernar?

Él tiene una gran capacidad y puede hacer muchas cosas simultáneamente. Pero en términos de reformas estructurales, ese problema no solo fue en el último año. Fue casi que los últimos cuatro años. En su primer gobierno hizo reformas estructurales muy importantes como la de Telecom, Ecopetrol y la del Seguro Social, que todavía está a medias. Y trató de hacer otras muy importantes a través de su fallido referendo. El primer gobierno de Uribe fue muy bueno. El segundo fue regular, e incluso con problemas serios. Esa reforma política que se aprobó es vergonzosa.

El Presidente corroboró que está listo para apoyar el metro de Bogotá. Usted nunca ha estado de acuerdo con este proyecto. ¿Si llega a ser Presidente, parará el metro?

El presidente dijo muchas veces que si hubiera conocido TransMilenio cuando era alcalde de Medellín, no habría hecho el metro. ¿Qué información nueva tiene? El principal proyecto de infraestructura de su gobierno son los sistemas tipo TransMilenio en 7 ciudades colombianas. ¿Por qué no hizo metros en ellas? Planeación Nacional contrató estudios con la Universidad Nacional y la Universidad de los Andes para definir si el Gobierno Nacional debe invertir en el metro. Me parece que lo responsable es esperar a ver qué definen esos estudios.

Dígame la verdad. ¿Cuánto nos costó la negociación del Alcalde con los transportadores para que se levantara el paro?

Nos costó ciento treinta mil millones de pesos anuales por 24 años. Se pasó del 0,8 por ciento mensual del valor de un bus, que era lo que se debía pagar según los estudios y los pliegos, al 1,5 por ciento con el paro, casi el doble. Eso significará que los ciudadanos tendrán que pagar 80 pesos más por su pasaje en bus.

No es usted el único que opina lo mismo. Antanas Mokus dice que si de verdad hubo esa negociación es un pésimo precedente. Lucho Garzón no duda de que aquí "se cedió negociando". ¿Le cree al Alcalde cuando dice que serán los concesionarios los que absorban el pago de lo que él les concedió a los transportadores?

La Alcaldía dice que los ciento treinta mil millones se obtendrán de una rebaja en las ganancias de los concesionarios. O sea que antes del paro, ¿les estaban regalando esa suma a los concesionarios? O los estudios estaban muy mal, o se tomaron decisiones irresponsables.

Bogotá duró tres días paralizada por el paro. ¿Usted no habría negociado?

A los gobernantes los eligen para que defiendan el interés general y para que hagan cumplir las normas. La concertación, en la que creo firmemente, es para hacer las normas. Porque una vez que las normas están hechas el gobernante tiene que hacerlas cumplir. No puede concertar si se cumplen o no.

¿Será por eso que usted tiene fama de autoritario?

Desafortunadamente hay demasiados políticos que aspiran a ser reinas de la simpatía. Yo hago política no porque me interese sentirme importante, sino porque tengo una visión de lo que tiene que ser la sociedad. Me siento empoderado para defender los intereses de los más débiles y vulnerables. Hemos resuelto que ser estrictos en el cumplimiento de la ley es autoritarismo. A nadie se le ocurriría que en Suiza no hay democracia sino autoritarismo porque no se puede concertar con un policía suizo el cumplimiento de las normas del tránsito. La palabra concertación se ha deformado, y para algunos significa es que los gobernantes hagan concesiones contrarias al interés general y muchas veces contra la ley a favor de aquellos que tienen la capacidad de ejercer presión. Esa no es la democracia que yo concibo.

MARÍA ISABEL RUEDA
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.