El arquitecto Bruno Violi, el protagonista de esta semana de 'Grandes pensadores de la ciudad'

El arquitecto Bruno Violi, el protagonista de esta semana de 'Grandes pensadores de la ciudad'

El italiano llegó a Colombia en 1939 y realizó los diseños del edificio Murillo Toro en Bogotá y la sede de EL TIEMPO en la avenida Jiménez.

15 de enero 2010 , 12:00 a.m.

Una sola anécdota basta para definir la personalidad brillante del arquitecto italiano Bruno Violi.

En su juventud le pidieron para un trabajo universitario algunas reproducciones del pintor Sangallo. Violi, amante del dibujo, realizó una impecable obra que su profesor le calificó, pero que era tan buena que nunca se la devolvió.

En 1934, se graduó como arquitecto, pero tuvo que esperar 2 años para presentar el examen que lo autorizó para desarrollar su ejercicio profesional.

Violi llegó a Colombia en 1939 en busca de oportunidades laborales. Su país vivía los rigores de la Segunda Guerra Mundial.
Meses después de permanecer en la ciudad, entró a trabajar en la Dirección de Edificios Nacionales del Ministerio de Obras Públicas, entidad que en su momento concentraba la atención de los arquitectos recién graduados porque les permitía trabajar en la consolidación de los grandes proyectos de la capital. De esa época figura una de sus obras más representativas: el edificio Murillo Toro, ubicado en la carrera Séptima entre calles 12 y 13.

El italiano realizó los diseños de esta construcción, que en los años 40 sirvió de sede de la central de telégrafos y que actualmente es la sede del Ministerio de Comunicaciones. La construcción estuvo a cargo del arquitecto Hernando González Varona y fue finalizada en 1941.

En 1958, un año después del derrocamiento del general Rojas Pinilla, Violi empieza a trabajar en los diseños del edificio de EL TIEMPO, en la avenida Jiménez.

También se recuerda su estrecha relación con el arquitecto Leopoldo Rother en la reforma del pabellón de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional, donde fue profesor durante algunos años.

Dentro de su obra también es de destacar la Residencia Shaio, en la calle 91 con carrera 9a., y el Templo Israelí de la calle 94 con 8a., este último construido en compañía de Guillermo González Zuleta.

Su estilo ha sido muy difícil de calificar. Sin embargo, lo han clasificado dentro de la corriente neoclásica con una marcada influencia de Baldassarre Peruzzi, arquitecto italiano de principios del siglo XVI. Violi falleció el 16 de noviembre de 1971.

Opine sobre la serie 'Grandes pensadores de la ciudad' y proponga el suyo para la próxima semana. albfor@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.