El procurador Alejandro Ordóñez

El procurador Alejandro Ordóñez

26 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

No solo tengo el pálpito de que el procurador Alejandro Ordóñez nos prepara sorprendentes decisiones en el 2010. Sino que considero que el 2009 no lo pasó en blanco.

En diez meses de labores, en el tema de la corrupción abrió 1.271 pliegos de cargos y expidió 728 fallos condenatorios. Está pisándole los talones al robo de las regalías. Tiene suspendidos a 18 alcaldes en ejercicio y a 3 gobernadores. Les ha metido diente a los temas de Invías, Fosyga, Runt y DAS. Está moviendo el tema de AIS para establecer la responsabilidad de Uribito y de Uribitico. Promete decisiones comprometedoras en el caso de 'Job' y su insólita visita a Palacio.

Comienza a activar los procesos de la 'farcopolítica', en los que Dios deberá iluminarlo para que distinga a los izquierdistas de los cómplices. En los de la 'parapolítica' ha expedido ya concepto en 80 expedientes, en el 70 por ciento de los cuales ha pedido condena. Y parece que la autoría del asesinato de Álvaro Gómez la tiene de un cacho.

Pero el Procurador también merece mi nominación por la forma como ha resistido la embestida de ciertos sectores del país que no le perdonan que sea un católico practicante, como si en Colombia, cuando a uno lo eligen para un cargo, le exigieran previamente deshacerse de sus convicciones.

Y como es antiaborto, porque lo prohíbe la Iglesia, quieren impedirle a Ordóñez que, en el espacio que no cubren las excepciones que a dicha práctica consagran la Constitución y la ley, él se mueva como pueda para impedir que se practique, como lo exigen sus convicciones.

A diferencia de Ordóñez, soy partidaria de los derechos matrimoniales de los gays y no creo en la efectividad de la prohibición de la dosis mínima de droga. Y soy pro aborto. (Y, como católica, ya me entenderé privadamente con Dios por esta transgresión de los preceptos de su Iglesia.) Pero si el Procurador no lo es y siente que el fallo de la Corte Constitucional sobre la promoción de los derechos de las niñas es una invitación al aborto en los colegios, tiene todo el derecho de solicitar su revisión. Y también de enviar a sus delegados a impedirlo si teme que sean fundadas las preocupaciones de que la Clínica de la Mujer en Medellín va camino de convertirse en una clínica de abortos. Por estos dos hechos lo han acusado de tergiversador y de tener una agenda moral primero que política. (Aquí entre nos, prefiero a un Procurador con agenda moral que política.)

Y le han dicho provocador porque se atrevió a decir que le importan "un bledo" las estigmatizaciones de las que ha sido objeto por sus creencias. Hasta lo descalifican intelectualmente porque reza el rosario, ora en latín y tiene un reclinatorio en la Procuraduría. ¿Y como por cuenta de qué el Procurador que hoy tiene Colombia no puede arrodillarse y pedirle a Dios que lo ilumine en sus fallos? Tampoco se lo perdonan al presidente Uribe, que le pide su reelección a la virgen de Fátima.

Pero quizás la acusación más grave que le han hecho es que, cuando era joven, quemó unas revistas pornográficas en un acto de protesta universitaria. Gustavo Petro se lo sacó a relucir como un impedimento para apoyar su elección como Procurador en el Congreso, y Ordóñez lo dejó sin argumentos cuando le respondió con una simpleza contundente: "A mí me acusan de quemar unas revistas. No de haber quemado el Palacio de Justicia".

A Ordóñez lo acusan de que sus creencias religiosas contaminan sus decisiones como Procurador. Yo digo que es imposible que no lo hagan. El Congreso lo escogió como él es. Católico y practicante. Y hasta ahora en Colombia no está prohibido que se elija a personas con convicciones religiosas para cargos de alguna responsabilidad.

Me ratifico. Alejandro Ordóñez es mi personaje del año. Ya veremos si sus actuaciones en el 2010 confirman que acerté o que me equivoqué.

¡SE ME OLVIDA! A propósito: que el 2010 nos coja confesados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.