De cierre / ¡Último deseo!

De cierre / ¡Último deseo!

Si tuvieras la oportunidad de pedir un deseo, qué pedirías: ¿un carro, una casa, salud, dinero, amor? El deseo no es una lotería o un azar del destino, es "nuestra energía puesta en movimiento".

22 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

"Es darle forma a una intención para que se convierta en acción". Ayda Luz Valencia, vidente con especialización en geomedicina, sanación y prosperidad, te sugiere cuándo, cómo y de qué forma hacerlo.

¿Qué son los deseos?

La consecuencia de uno o más sentimientos insatisfechos, postergados de forma voluntaria o involuntaria. Pueden ser materiales o intangibles (mejorar relaciones de pareja, de familia). La importancia de pedirlos radica en tener una intención específica y los detalles más simples de cada aspiración. Si deseas un carro, por ejemplo, piensa en el color, la marca, características de los vidrios, el motor y las llantas que deseas. Si los tienes claros, aumenta el campo vibracional que opera con la energía del universo y te ayuda para que las cosas se den.

¿Cómo pedirlos?

Escoge un espacio para ti, donde te sientas cómoda y tranquila. Con los ojos cerrados o abiertos, toma un punto de enfoque y solicita el deseo canalizando la energía. Lo más importante es tener clara la intención y la convicción para empezar a trabajarlo inconscientemente. Demándalos siempre en positivo y repítelos todos los días 21 veces (es un número cabalístico), ojalá a la misma hora.

¿Horas para trabajarlos?

Después de las 6 de la tarde o entre las 3 y las 5 de la mañana, debido a que el campo electromagnético es mucho más fuerte.

Momentos clave para pedirlos

1. En tu cumpleaños: es el día del año en el que se renueva tu energía vital. En lo posible solicítalo a la hora exacta en que naciste; verás los resultados.

2. 24 de diciembre: para conmemorar el nacimiento del Niño Jesús. 

3. 31 de diciembre: para empezar el año con el pie derecho, escribe en dos hojas separadas las cosas malas que quieras cambiar y tus deseos para el futuro. Justo a la media noche, cierra el ciclo y quema la hoja de aspectos negativos, lee los positivos y guárdalos en la billetera. Léelos cada vez que puedas. ¡Ojo! No pasa nada si otra persona los lee. Lo más importante es la energía que le pongas al momento.

4. Cuando pasa una estrella fugaz: porque mientras hace su recorrido aumentan la energía y el campo electromagnético.

5. Si las placas del carro coinciden en sus dígitos. Si durante el día observas que pasa un automóvil con los tres unos (111), dos (222) y así sucesivamente, puedes pedir un deseo. Recuerda que debes pensarlo en positivo, por ejemplo, si anhelas felicidad debes pensar "soy una mujer feliz", en cambio de: "no soy una mujer triste".

6. Cuando pasa un gato negro: ya que desde siempre ha sido considerado un animal mágico y de buena suerte. Pídelo especialmente cuando el felino está a punto de cruzar la calle.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.