Ligeramente peor

Ligeramente peor

21 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Ligeramente peor que las apuestas de los analistas resultó el comportamiento de la economía colombiana durante el tercer trimestre del 2009. Según lo informó el Dane ayer, el Producto Interno Bruto tuvo una contracción de 0,2 por ciento entre julio y septiembre, en comparación con igual periodo del año pasado. Esa cifra se contrapone a las expectativas que hablaban de un desempeño positivo, con lo cual aumentan las posibilidades de que el resultado del ejercicio anual tenga color rojo. Y es que el acumulado de los primeros nueve meses asciende a -0,3 por ciento, con lo cual sería necesario un repunte importante entre octubre y diciembre para que la realidad cambie de signo.
Las probabilidades de que esto ocurra o no tienen sus partidarios.

El Banco de la República, por ejemplo, considera que el balance final será apenas superior a cero, mientras que Anif piensa que estará por debajo. Pero, más allá de ese debate, es indudable que el desempeño del país en este campo es pobre, como consecuencia directa de la crisis internacional, que también ha postrado a decenas de economías a lo largo y ancho del globo. En América Latina, para no ir más lejos, la Cepal predijo un retroceso de 1,8 por ciento, resultado del mal desempeño de México, Venezuela y buena parte de Centroamérica y el Caribe.

Tal como ha venido ocurriendo desde mediados del 2008, las peores cifras estuvieron en la industria. Si bien la actividad manufacturera está cayendo un poco menos rápido que antes, tuvo una baja del 5,8 por ciento en el trimestre y del 7,9 por ciento entre enero y septiembre. Entre los ramos más afectados están los de producción de vehículos automotores, al igual que los de textiles y confecciones, ante los problemas vistos tanto en la demanda interna como externa. Adicionalmente, al comercio y al transporte tampoco les ha ido bien después de que, a mediados de la década, se distinguieran por su pujanza y su capacidad de generar empleo.

En contraste, la construcción va bien, aunque con dos realidades diferentes. De un lado, la vivienda sigue de capa caída, al igual que las edificaciones para otros destinos. Del otro, las obras civiles asociadas a la inversión en carreteras y sistemas de transporte masivo en las ciudades han salido de su letargo. También es significativo el avance de la minería, de la mano de la mayor producción de petróleo y de carbón.

Frente a lo sucedido, viene ahora el debate sobre las enseñanzas que ha dejado la tormenta y las posibilidades de Colombia de salir adelante. En el primero de los casos, la lección más importante es que no se debe hacer caso omiso de la globalización, así al país y a sus dirigentes les guste más mirarse el ombligo que observar el entorno que los rodea. Tanto los precios de los principales productos de exportación, como el comportamiento de la mayoría de los mercados fueron muy negativos en la primera mitad del año.

Y en el segundo caso, después de que la situación mundial parecía haber tocado fondo, vino la decisión de Hugo Chávez de cerrarles la puerta a los productos colombianos. Esto se ha traducido en una profunda descolgada de las ventas al que tradicionalmente ha sido el segundo socio comercial del país, lo que ha golpeado a centenares de empresas de todos los tamaños.
Esa circunstancia ayuda a entender por qué las perspectivas del 2010 no son tan buenas. Mientras la Cepal habla de un crecimiento regional del 4,1 por ciento en el año que viene, el aumento del PIB colombiano sería apenas de 2,5 por ciento. La anterior no es una buena noticia para un país que tiene la tasa de desempleo más alta de América Latina y que, de acuerdo con los conocedores, necesita crecer por lo menos a un ritmo del 3 por ciento anual para mantener la desocupación a raya.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.