Para leer en vacaciones

Para leer en vacaciones

La Colombia diversa, extensa y fantástica de 2009 retratada en 18 cuentos escritos por autores nacionales.

21 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Todos tenemos una historia que contar. En buena parte de los casos, estas historias envuelven el contexto de donde salen: la cárcel, una soleada mañana de visitas; el silencio de un caserío selvático, un amanecer después de un atentado; la quietud de un pueblo cuyos habitantes han ido perdiendo poco a poco la memoria.

También hay quienes tienen otras historias, más fantásticas, urbanas o intimistas: un hombre que se cree árbol y avanza muy rígido en su moto para no perder sus hojas; una mujer en el consulado de Chile pidiendo un visado que le será negado si no lee a uno de los autores chilenos más destacados; un hombre que al cruzar la calle no sabe si sacar la mano o el revólver para saludar a su compadre.

Es la vida que pasa día a día en las ciudades, los pueblos, las carreteras, los cafés, la selva, el desierto de este país tan diverso. Quienes escriben tienen un rasgo en común: son personas que han hecho parte de alguno de los más de 40 talleres que conforman la Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa (Renata), proyecto del Área de Literatura de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura, que busca fomentar la lectura crítica y la escritura creativa en el ámbito nacional.

Renata es un espacio que aglutina talleres ya existentes para ofrecerles visitas de escritores, trabajo de edición en línea, dos antologías anuales con los mejores textos del país, dos encuentros nacionales, entre otras actividades que buscan poner en circulación los escritos de personas con historias tan únicas como la voz propia que las narra, el contexto donde nacen y la pluma que les da vida.

Escribir como una manera de volver la mirada sobre la realidad, escribir como catarsis, escribir para visitar el pasado. Como lo dijo Patricia Miranda, editora de la última antología de la Red: "La mayoría de la escritura que se hace en Colombia es tan desconocida como sus parajes. Los escritores que continuarán con la literatura colombiana están por leerse".

En esta selección encontrarán relatos que bien podrían ser incluidos en una antología de cuento colombiano del siglo XXI. También encontrarán historias de creadores noveles enfrentándose por primera vez a la página en blanco. En algunos casos, las historias plasmadas en el papel han hecho parte de la tradición oral largo tiempo, antes de ser llevadas al papel. Algunos de estos nuevos escritores han sido merecedores de importantes premios y reconocimientos a nivel nacional, otros son amas de casa, estudiantes universitarios, servidores públicos, técnicos en sistemas, desempleados o reclusos en diferentes centros carcelarios del país.

Esto último ha sido posible gracias a la iniciativa del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, y del Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, quienes nos han abierto la puerta, en el sentido más literal, para hacer llegar el programa Libertad Bajo Palabra a un centenar de reclusos que han encontrado en la escritura un ritual liberador desde donde encontrarse con otros en su misma situación para compartir su historia con ellos, así como con los lectores que ahora pueden leerlos aquí y en la antología Fugas de tinta, publicada hace un par de meses por Taller de Edición.

Solo resta darles un agradecimiento inmenso a los directores de Renata. Sin ellos hoy no tendríamos acceso a estas historias del país oculto. A Nahum Montt, coordinador nacional de Renata; a José Zuleta, coordinador nacional de Libertad Bajo Palabra, así como a los directores que acompañaron estos textos en su proceso de gestación, su trabajo de parto y su posterior crianza para llevarlos al momento actual, cuando su grado de maduración les ha permitido hacer parte de estas páginas, como una muestra del país que somos y a la vez una promesa, un adelanto de los escritores que vendrán.

Por Melba Escobar,
asesora de Literatura del Ministerio de Cultura.

Los directores de talleres RENATA que asesoraron la creación de estos textos:

Taller literario José Félix Fuenmayor, Renata Barranquilla. Director: Antonio Silvera  / Taller de cuento "Ciudad de Bogotá" y Taller de narrativa R.H. Moreno Durán. Director: Carlos Castillo / Taller Renata-UIS, Bucaramanga. Director: Fabián Mauricio Martínez /   Taller "Écheme el cuento", Renata Cali. Director: Alberto Rodríguez / Taller Renata Ibagué. Directora: Marta Fajardo / Taller Renata Florencia: Maniguaje, "Caquetá también cuenta".  Director: Hermínsul Jiménez / Taller Renata Providencia. Director: John Taylor / Taller San José del Guaviare. Director: Álvaro Flaminio Mojica / Programa Libertad Bajo Palabra:  Antonio Silvera (Barranquilla), Henry Benjumea (Acacías, Meta),  David Macías (Medellín).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.