Se disparan rumores sobre el ascenso del príncipe Guillermo al trono británico

Se disparan rumores sobre el ascenso del príncipe Guillermo al trono británico

Desde que la Reina Isabel II decidió que cumpla visita oficial a Australia y Nueva Zelanda, crecen las especulaciones de que sea él, y no su padre, el príncipe Carlos, quien la suceda.

20 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Los 61 años de Carlos III, príncipe heredero del trono británico, y la longevidad de la Reina Isabel II hacen que se empiece a ver a su nieto Guillermo -joven, guapo y sin las polémicas y el divorcio de su padre- como una mejor opción para sucederla. 

La soberana decidió que Guillermo, de 27 años e hijo mayor de Carlos y la fallecida Diana de Gales, viaje en enero en visita oficial a Nueva Zelanda y Australia, actos protocolarios que, de respetar la tradición, hubieran sido encargados a su padre, Carlos.

La Reina, de 83 años, goza de buena salud y no tiene ninguna intención de abdicar, por lo que podría reinar algunos años más. Su madre, vale decirlo, murió con 102 años.

Cuando Isabel II falleciera, su hijo Carlos podría tener ya 65, 70 u 80 años, tal vez más. Las malas lenguas de la prensa británica aseguran que la soberana preferiría que su nieto la sucediera en el trono. 

Guillermo es mucho más popular entre los británicos (y en el extranjero) que su padre, cuya imagen resultó castigada tras su divorcio de Diana de Gales y, sobre todo, tras la muerte de ésta y la publicación de pruebas de su relación con Camila Parker-Bowles, con quien se casó. 

La visita a Nueva Zelanda y a Australia es complicada para la Casa Real británica, países sobre los cuales protocolariamente todavía la Reina es jefa de Estado.

En Australia crece el movimiento republicano y su primer ministro, Kevin Rudd, aboga por eliminar las últimas ligaduras jurídicas entre su país y el Reino Unido. 

Decisión real

El diario The Mail on Sunday aseguró el domingo pasado que la Casa Real y el Gobierno británico ya decidieron que el heredero será Guillermo y destinaron una partida para ir preparando una campaña destinada a aumentar su popularidad. 

Aunque una decisión semejante requeriría el acuerdo del Parlamento y Buckingham desmintió la información, la solución tendría su lógica: aumentaría la popularidad de la monarquía, la rejuvenecería y daría a los británicos un rey joven sin el polémico pasado de su padre. 

A Guillermo se le tiene por un joven discreto y reservado, pese a la tormentosa relación sentimental que mantiene con Kate Middleton desde hace años y que podría hacerle recibir críticas. 

Según la prensa británica, algunos analistas consideran que Carlos tiene una fuerte personalidad y opiniones formadas sobre los asuntos más importantes a los que debería formarse en su futuro reinado, algo de lo que carecería su hijo de 27 años. 

Pero otros consideran que, precisamente por esa experiencia, Carlos se ha hecho enemigos.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
PARA EL TIEMPO
BRUSELAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.