Alcantarillado, educación y mortalidad infantil: problemas de las regalías en Boyacá

Alcantarillado, educación y mortalidad infantil: problemas de las regalías en Boyacá

Estudios y diseños inadecuados, sobreprecios, ausencia de licencias, faltas en la contratación y problemas financieros encontró Fondo Nacional de Regalías en el manejo de esos recursos.

17 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

A pesar de que Boyacá es uno de los departamentos más privilegiados con las regalías, muchos de los municipios favorecidos y el propio departamento se rajan en el manejo de estos recursos.

"Nos preocupa el nivel de ejecución presupuestal del departamento por la permanente disponibilidad de importantes recursos en bancos ($75.000 millones mensuales en promedio) y el tiempo transcurrido de la vigencia. En las vigencias expiradas se han ejecutado el 56 por ciento y las reservas el 77 por ciento. A la fecha estas obligaciones se tenían que haber cancelado", expuso Amparo García Montaña, directora de regalías del Departamento Nacional de Planeación.

"El departamento tiene una cobertura del 79 por ciento en acueducto. Para lograr la meta del cuatrienio es necesario aumentar su cobertura en un 14,5 por ciento. Ninguna entidad territorial de Boyacá ha logrado la meta de cobertura en acueducto", indicó la funcionaria.

García Montaña señaló que el indicador más deficiente en el departamento de Boyacá es su cobertura en alcantarillado, con 55 por ciento.

Los que se rajaron en el 2008

La funcionaria manifestó que en varios municipios boyacenses hay cifras alarmantes en las coberturas de educación, régimen subsidiado, acueducto y mortalidad infantil.

Mientras el porcentaje nacional de cobertura en educación y régimen subsidiado es del 100 por ciento, en educación Ráquira ofreció un 32,1 por ciento; Chivatá, 43 por ciento, y Santa Rosa de Viterbo, 58,9 por ciento.

En régimen subsidiado Paipa logró 96,9 por ciento; Cuítiva, 93,8 por ciento, y Tunja, 91,4 por ciento.

"El porcentaje nacional de cobertura en acueducto era del 91,5 por ciento; llama la atención que Quípama solo alcanzó un 25 por ciento; Campohermoso, un 38,7 por ciento y Tinjacá un 32,3 por ciento", dijo García, quien añadió que en materia de alcantarillado, cuando el porcentaje nacional de cobertura era del 85,8 por ciento, se rajaron Caldas (9,5%), Boyacá (9,4%), Saboyá (6,8%), Cuítiva (12,8%), Motavita (10,2%), Oicatá (10,2%), y Betéitiva (10,1%).

Para el 2007 la tasa nacional de Mortalidad Infantil se encontraba en 16,5 por ciento; municipios como Socotá, Cuítiva y Sutamarchán superaron ese porcentaje con 46,6 por ciento, 47,3 por ciento y 59,6 por ciento respectivamente.

"Comparando los mayores beneficiarios de regalías, el departamento de Boyacá tiene una tasa de mortalidad infantil de 24 niños por cada mil nacidos. Aún así, está lejos de cumplir la meta del cuatrienio que es de 16,5 por cada mil niños vivos.", expuso Amparo García Montaña.

Datos para destacar

Boyacá se beneficia de cuatro asignaciones específicas del Fondo Nacional de Regalías en preservación del medio ambiente en municipios del área de influencia ambiental de las fábricas cementeras (Nobsa y Sogamoso); saneamiento y preservación del medio ambiente en los municipios del país donde se localicen siderurgias y acerías (Nobsa, Sogamoso y Tuta); conservación, preservación y descontaminación de las aguas del lago de Tota (Aquitania) y preservación del medio ambiente en Puerto Boyacá.

Este último es el que más se favoreció con una transferencia para el 2009 de 26.563 millones de pesos, seguido de Samacá, con 460 millones de pesos; Paz de Río, con 419 millones de pesos, y Sogamoso, con 411 millones de pesos.

El departamento es uno de los únicos que logró cumplir la meta de cobertura del 100 por ciento en afiliación al régimen subsidiado en salud de la población vulnerable, para el año 2008.

Briceño, Zetaquira, La Uvita, Santana y Sora han logrado el 100 por ciento de cobertura en educación básica y afiliación a salud.

"Duitama es el único municipio que ha logrado reducir su tasa de mortalidad infantil por debajo de la meta propuesta (16,1 niños por cada mil nacidos vivos)", señaló la Directora de Regalías.

Con la plata quieta

Un total de $444 millones de los municipios de Tunja, Arcabuco, Boavita, Cerinza, Chita, Cómbita, Corrales, Cubará, Duitama, El Espino, Floresta, Guateque, La Uvita, Oicatá, San José de Pare, Santana, San Rosa de Viterbo, Sativanorte, Socha, Sotaquirá, Susacón, Sutamarchán, Tinjacá, Togüí, Tota y Tununguá mantiene retenidos el Fondo Nacional de Regalías (FNR).

"Desde agosto del 2008 y por falta de información Tunja se encuentra suspendido y mantiene retenidos 64 millones de pesos; en la misma situación se encuentra Corrales, que desde septiembre del 2008 se le tienen retenidos 169 millones de pesos y Sativanorte, que mantiene 114 millones de pesos retenidos desde el 12 de septiembre del 2008, también por falta de información", dijo García Montaña.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.