Escabrosas revelaciones hace Fiscalía en la audiencia contra el coronel Joaquín Enrique Aldana Ortiz

Escabrosas revelaciones hace Fiscalía en la audiencia contra el coronel Joaquín Enrique Aldana Ortiz

Dijo que ex comandante de la Policía de Tolima torturó y desmembró viva a su esposa.

15 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Erika Cecilia Yeneris Gutiérrez desapareció el 8 de septiembre y su cuerpo fue hallado cinco días después, pero su identificación se tardó varias semanas.

Así lo planteó el fiscal Álvaro José Galindo Cruz durante la audiencia de imputación de cargos contra el oficial, que se realizó ayer en el Palacio de Justicia de Ibagué luego de que Aldana se entregara a las 6:20 a.m. El oficial huyó por casi tres semanas.

En la diligencia, el fiscal confirmó los detalles de la investigación que habían sido revelados por EL TIEMPO, como que el crimen habría ocurrido en la casa de la pareja aparentemente por razones pasionales. "La maltrató, le desfiguró la cara y la desmembró viva", dijo Galindo.

Agregó: "El tratamiento que le dio al cuerpo, como quitarle las huellas dactilares y desmembrarla fue para ocultar su identificación. La arrojó en una zona de alta temperatura para que el cuerpo se descompusiera rápido. Eso lo puede hacer alguien con amplio conocimiento en criminalística y Aldana es tecnólogo en criminalística".

Según Galindo, las conversaciones por Internet de Erika eran espiadas a través de un programa con el que "Aldana corroboró sus sospechas de infidelidad", señaló el fiscal. Un técnico de sistemas de la Policía le dijo a la Fiscalía: "Mi coronel insistía que le ayudara a conseguir la clave y el correo de su esposa, él me insistía mucho, me decía que le colaborara con eso, no como policía sino como amigo".

Además, el Fiscal asegura que el disco duro del computador de Erika fue manipulado y sus elementos fueron borrados. "La manipulación de este elemento probatorio la hizo Aldana para entorpecer la investigación", dijo y aseguró que el oficial pintó su casa con la misma intención.

En la audiencia, Aldana, quien llegó vestido de civil, se declaró inocente y no aceptó los cargos de la Fiscalía. "Tomé la decisión de entregarme hace unos días, me demoré porque estábamos con mi abogado preparando la defensa", le dijo Aldana al comandante de la Policía Tolima, coronel Javier Herrera, minutos después de entregarse.

Su abogado, Jorge E. Lozano, aseguró que Aldana es inocente.
"Lo he visto optimista, tranquilo y confiado porque es ajeno a los hechos que le imputa la Fiscalía", explicó.

FABIO ARENAS JAIMES
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
IBAGUÉ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.