En Cucaita fue construido el pesebre más alto del Colombia

En Cucaita fue construido el pesebre más alto del Colombia

Llamativas figuras de más de cuatro metros despiertan la admiración de propios y extraños. Las más de 20 piezas que conforman el pesebre fueron construidas por artesanos y habitantes de ese pueblo.

14 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

José y María, tres reyes magos, un pastor y dos ángeles de 4 metros con 20 centímetros de alto por 1 metro 60 centímetros de ancho son algunas de las figuras que hacen parte del gigantesco pesebre que fue construido en Cucaita.

Una campesina boyacense, un buey, un burro, dos gansos y las réplicas del Nevado de Cocuy, el Puente de Boyacá, el dios Cuca y la diosa Aita, complementan las monumentales piezas artesanales que se pueden apreciar en esta localidad ubicada a tan solo 20 minutos de Tunja.

"La iniciativa la tuvo el alcalde Óscar Alba Niño, quien impulsado por reactivar la economía del municipio a través del fomento del turismo, decidió convocar el año pasado a la comunidad para que adelantaran este proyecto", señaló Ulises Andrade Alarcón, administrador mecánico (ornamentador) que construyó las nueve estructuras de hierro y acero con las que comenzó el pesebre.

"A parte de las piezas del pesebre también fueron construidas varias siluetas que en la noche se pueden apreciar desde el parque principal gracias a que fueron forradas con luces de colores. Estas figuras fueron ubicadas en el cerro denominado Peña Parida", aseguró Andrade.

En la decoración de las estructuras de hierro trabajaron 20 mujeres durante tres meses, la mayoría madres cabeza de familia, quienes integran la Asociación de Artesanos de Cucaita (Asoarte).

"En promedio en cada figura fue necesario utilizar una arroba de papel periódico, una caneca de colbón, ocho metros de costal, entre cinco y ocho metros de tela, dos libras de escarcha, algodón y un cuarto de vinilo de varios colores. Además para la decoración se tuvieron que recolectar cientos de semillas y hojas de eucalipto", comentó Adriana Triviño Tobar, representante de Asoarte.

Triviño agregó que este año se integraron al proyecto los miembros del programa Familias en Acción, quienes no solo fueron los encargados de restaurar las figuras, sino que, divididos por sectores, se dieron a la tarea de conseguir los recursos por medio de actividades (rifas, bingos y venta de tamales, entre otras), para elaborar varias de las figuras que se exhiben por primera vez en estas fiestas.

"Creo que hemos cumplido con el objetivo, ya que ahora nos visitan más turistas, pues antes Cucaita era un pueblo desconocido. Ahora por lo menos no reconocen por tener el pesebre más alto de Colombia", señaló Triviño.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.