Diseño, creatividad, moda y academia, juntos en feria Ixel en Cartagena

Diseño, creatividad, moda y academia, juntos en feria Ixel en Cartagena

Reunir en un mismo escenario a los diseñadores, a los estudiantes, a los empresarios, a los periodistas y a una decena de expertos internacionales en la materia, no es tarea fácil.

11 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Esto fue lo que sucedió en la segunda versión de Ixel Moda, que terminó anoche en Cartagena.

Lograr que todos hablaran el mismo idioma y que entendieran y respetaran las necesidades particulares de cada grupo, para que al final el único beneficiado fuera uno de los sectores más pujantes, pero a la vez más afectados de la economía, tampoco fue sencillo, pero tras tres días de conferencias, debates y desfiles, puede decirse que se dio un paso más hacia ese anhelo.

El hilo conductor de este ejercicio de moda en que se ha convertido Ixel Moda fue el tema de la sustentabilidad y el respeto por los recursos naturales vinculados al diseño, la fabricación y la comercialización de algo que llamamos moda y que no es otra cosa que las camisas, los pantalones y los zapatos con que nos vestimos todos los días.

Tras escuchar los ejemplos de Estados Unidos y algunos países europeos que llevan una década trabajando en la moda con un sentido de responsabilidad ecológica y social, la conclusión del congreso fue que llegó la hora de que todos los integrantes de esa cadena productiva se pongan en sintonía con esta tendencia, especialmente desde las universidades y las marcas de moda.

Y para demostrar que eso es posible, algunas pasarelas de moda se presentaron en el evento. La primera de ellas exhibió la colección Felement, de la diseñadora Francesa Miranda, basada en materiales trabajados con desechos orgánicos reutilizables y fibras ciento por ciento naturales.

Una línea de ropa ecológica compuesta por faldas, pantalones, vestidos, blusas trabajados con linos orgánicos, bambú, bordados en hilos de seda y plátano, y accompañada con una línea de joyería producida en tagua, cacho, tamo de trigo, y sobrantes de piedras semi preciosas como la turquesa y el ónix.

A segunda hora, 22 estudiantes de 2, 3, 4 y 6 semestres de la Escuela Arturo Tejada, sedes Bogotá y Medellín, presentaron la colección Sostenibilidad Bicentenaria, caracterizada por la utilización de fibras naturales, la aplicación de tintes y colorantes naturales y de materiales reciclables, sin olvidar la vanguardia y originalidad que suele acompañar las primeras colecciones de los futuros diseñadores.

También estuvieron sobre la pasarela las creaciones de los estudiantes de la Colegiatura de Medellín y de la Universidad Autónoma del Caribe.

CARTAGENA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.