La modelo Natalia París se lanza al 'terreno' cinematográfico con la película 'In fraganti'

La modelo Natalia París se lanza al 'terreno' cinematográfico con la película 'In fraganti'

El 25 de diciembre, bajo la mano del productor Dago García, la modelo paisa hará su debut actoral. Personifica a una actriz famosa, tonta e infiel.

11 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Natalia París llegó ansiosa al estreno de la película 'In fraganti', la número 13 de Dago García, que se estrena a nivel nacional el 25 de diciembre.

Era la primera vez que iba a verse en la pantalla gigante y sabía que los ojos estaban puestos sobre ella.

Respondió entrevistas, se tomó fotografías y cuando llegó la hora de proyectar la película -en una función especial para prensa-, pidió dos paquetes de palomitas de maíz y una gaseosa grande.

En la función no paró de reírse. Mecánicamente sacaba palomitas del paquete para llevárselos a la boca sin quitar la mirada de la pantalla. Se veía extasiada.

Su papel es el de una actriz famosa medio tonta que le pone los cuernos a su pareja, con el novio de su mejor amiga. Pero sus planes románticos cambian cuando al motel In fraganti entra un secuestrador y los reúne con otras dos parejas para dar inicio a una serie de situaciones cómicas.

Al terminar la cinta, dirigida por Juan Camilo Pinzón ('Nuevo rico, nuevo pobre'), y sabiendo que la prensa la iba a bombardear con preguntas, se dirigió al baño, se acicaló, salió con paso firme y se sinceró:

"Uno nunca se acaba de gustar a uno mismo, pero eso sirve para querer ser mejor. Siempre me ha parecido incómodo verme en los comerciales que pasan de mí, imagínate cómo me sentí viéndome durante hora y media en esta pantalla. Pero, en general, la película me gustó. Creo que hubo escenas importantes y muy chéveres que hicimos y no salieron; eso me dejó una sensación de vacío, pero bien, estuvo bien", dice la modelo.

¿Cuándo tomó la decisión de apostarle a la actuación?
Toda la vida he querido ser actriz, pero no había tenido el tiempo por el modelaje, mi niña y mi empresa de productos de belleza. Pero hace dos años decidí comenzar.

Antes de dar este paso usted ya había tenido varias propuestas, ¿por qué no dio el sí antes, qué la detenía?
El miedo, que es el principal freno que nos ponemos todos en la vida. El miedo a la crítica, porque si bien la prensa ha sido buena conmigo, también ha sido dura.

En el modelaje la edad pesa un poco, pero en la actuación, en cambio, los años resisten más. ¿Fue ese un punto de reflexión para decidir ser actriz?

Ojalá pudiéramos salirnos de esa limitación porque los años no son un freno. Al contrario, te dan experiencia y madurez.

¿Qué piensa de las reinas que tan pronto terminan su periodo empiezan a protagonizar y luego se hacen llamar actrices?
Las respeto mucho. Cada cual elige su proceso profesional. Cada cual aprende de sus errores si se lanza a algo sin la suficiente preparación. Creo que todos tenemos derecho a tomar las decisiones que creamos.
¿Qué viene después de este debut?
Lo ideal sería seguir haciendo cine, pero Colombia no es un país productor de películas como para dedicarse uno exclusivamente a ese medio. Me gusta el teatro más que la televisión, así que me iría por el lado del teatro, que me apasiona mucho más.

¿Su talento para la actuación es nato o lo ha desarrollado con trabajo?
La actriz de teatro Uta Hagen decía que hay personas que nacen con el talento, pero se quedan dormidas en los laureles porque no ven la necesidad de ir más allá, y hay quienes no tienen el talento, pero con dedicación y esfuerzo logran hacer grandes cosas. Yo creo que lo que he aprendido ha sido a punta de estudio y dedicación.

¿Con qué maestros se ha preparado?
Con los mejores: Alfonso Ortiz, Vicky Hernández, que es una gran maestra y una muy buena actriz, y Juan Pablo Félix, que hace un enfoque mucho más dirigido al cine. La idea es seguir estudiando y darle un giro a mi carrera para cumplir las cosas que siempre he querido hacer.

¿Cómo se sintió con el personaje de Juliana?, una mujer con ínfulas de famosa, de diva, pero además infiel
Me encantó la historia desde que la leí por primera vez. Al principio tuve dudas en aceptar el papel, porque se parece un poco a la caricatura que han hecho de Natalia París toda la vida: que es una mujer tonta, superficial. Pero me dije: 'voy a ponerle mi toque personal y voy a demostrar que soy una gran actriz'.

¿Fue difícil el papel en algún sentido?
No. Me sentí muy bien. Soy muy juiciosa, me estudiaba los libretos y tuve la gran suerte de tener unos grandes compañeros. Martín Karpan me ayudó mucho; en general, todos me enseñaron muchas cosas.

¿Cómo le fue con las escenas de cama?
Esto es una comedia para mayores de 12 años, así que no hay cosas muy tenaces. Y con esas escenas me fue bien. Esa es de las partes buenas que tiene el ser actriz, ¡que te toca besarte con guapos todo el tiempo!

En su vida real, ¿la han pillado In fraganti o ha pillado In fraganti?
He pillado in fraganti varias veces, pero he aprendido a perdonar. Ese es el verdadero amor, saber perdonar hasta una infidelidad.

Nadie creería que a Natalia París le ponen los cuernos ¿Por qué cree que pasa eso?
Todos los hombres ponen los cuernos porque están guiados por su instinto animal, pero eso no es motivo para acabar una relación o un matrimonio. Hay que saber perdonar.

Volvamos al cine: ¿qué papeles le gustaría interpretar?
Me gustaría tener papeles dramáticos. Me gustaría interpretar a una prostituta o a una mujer alcohólica, mala; eso sería un reto.

¿Está dispuesta a sacrificar su belleza por un personaje?
El año pasado tuve oportunidad de hacer un papel en el que aparezco sin maquillaje, en embarazo y de estrato muy bajo. Fue muy interesante, me gustó mucho despojarme de la belleza.

¿Qué actriz se ha convertido en su foco, a quién admira?
Cuando estaba preparando el personaje, vi todas las películas de Cameron Diaz y todas las de Paz Vega. Ellas fueron primero modelos y luego se dedicaron a la comedia. Me sirvió mucho mirar su trabajo para relajarme en esta película.

¿Está preparada para que ahora le hagan parodias y la critiquen por esta nueva faceta?
Eso me divierte, incluso hago muchos chistes de mí misma.

¿Por qué la eligieron?
Dago García, productor, y Juan Camilo Pinzón, director, entregan las razones por la cual escogieron a la modelo como protagonista de su película 'In fraganti':
Dago García: "Natalia hizo la prueba y cualquier duda desapareció. No solo tiene un talento innato para la actuación sino que tiene herramientas actorales que no la dejan desentonar en un reparto donde todos son profesionales. Es la sorpresa de la 'peli'".
Juan Camilo: "Natalia está en la cinta porque se ganó el papel. No la elegimos por ser Natalia París, sino porque tuvo un proceso de audición y de ensayos. Estamos absolutamente contentos con ella. Fue supremamente fácil trabajar con Natalia por dos razones: porque tiene una actitud de obrera de overol y una gran capacidad de reírse de sí misma".

LUZ ADRIANA VELASCO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.