Pese a prohibición, la pólvora sigue siendo un lunar en esta Navidad

Pese a prohibición, la pólvora sigue siendo un lunar en esta Navidad

La cifra está bajando, según los datos del Ministerio de la Protección Social, pero se siguen presentado varios casos de quemaduras de menores. Alerta en Antioquia.

10 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Pese a que las capitales del país y la mayoría de municipios han prohibido el uso y la venta de pólvora, esta sigue siendo el dolor de cabeza en Navidad para las autoridades.

De acuerdo con el Ministerio de la Protección Social, el número de quemados con pólvora en todo el país se está reduciendo: de 163 casos reportados hasta el 10 de diciembre del 2008, se pasó a 116 en lo que va corrido de este año.

El año pasado, el balance total de la temporada arrojó 396 lesionados con pólvora, cuatro de los cuales murieron.

Los departamentos más afectados son Antioquia, Bolívar, Risaralda, Caldas, Quindío, Valle, Tolima y Nariño.

Pese a la reducción y a las campañas que se realizan, varios menores han sufrido lesiones. Y aunque desde el año pasado el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) advirtió que los padres cuyos hijos resulten quemados con pólvora podrían perder su custodia, hasta el momento esta sanción no se ha aplicado.

En diciembre del 2008, a través de defensores de familia, la entidad amonestó con sanciones pedagógicas (cursos sobre crianza responsable) a 39 familias con niños quemados.No obstante, la sanción de la pérdida de custodia sigue vigente y se aplicará de acuerdo con la complejidad del caso, sobre todo cuando se compruebe que los padres facilitaron la manipulación de esos artefactos o si hubo descuido.

A cada uno de los niños quemados con pólvora en esta temporada le fue asignado un defensor de familia, que se encarga de evaluar las responsabilidades de los padres en los hechos.

*Con información de los corresponsales de EL TIEMPO, Vida de Hoy y Bogotá.

Antioquia

Lugar de los casos: Medellín, 27; Itagüí, 13; Envigado, 4; Girardota, 3; La Estrella, 3; Bello, 2; Caldas, 2; El Retiro, 2; Sabaneta, 1; Santa Bárbara, 1; Carmen de Viboral, 1; y Ciudad Bolívar, 1.

Estado de los heridos: De este reporte se destaca un gran porcentaje de accidentes con pólvora detonante con 50 casos y 10 con pólvora de luces. De la misma manera, el tratamiento de los pacientes ha sido en su gran mayoría de manera ambulatoria (50) y sólo se ha tenido que remitir a una sola persona para un nivel de mayor complejidad.

Caso:
El que más sorprendió a las autoridades fue el que se presentó en la semana previa a diciembre en el municipio de El Retiro, oriente antioqueño. Allí, con dos días de diferencia, dos menores de seis y ocho años resultaron quemados por pólvora. Ambos se encontraban afuera de sus casas jugando con totes y papeletas cuando fueron sorprendidos con las explosiones que les produjeron quemaduras de primer grado en sus rostros. Los dos menores fueron tratados y dados de alta en el hospital Misael Cadavid, de la localidad.

Bogotá

Estado de los heridos: Todos fueron dados de alta. Las quemaduras sufridas fueron de segundo grado en manos y rostro especialmente. Las quemaduras fueron causadas principalmente por los llamados 'pitos' y mechas.

Sanciones:
El secretario Distrital de Salud, Héctor Zambrano, ha dispuesto que los padres de los niños que sufran quemaduras por pólvora tengan un llamado de atención por escrito, una sanción social (como barrer, por ejemplo, un parque) y sus casos serán notificados al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para que determine si amerita o no medida de protección para el menor afectado. Además, se tiene previsto que los infractores de la prohibición serán sancionados con multa por 1'490.700 pesos.

Caso: Un niño de 6 años sufrió, el pasado lunes, quemaduras de segundo grado en dos dedos de su mano derecha, al prendérsele un pito que recogió de la calle, según contó la abuela. El pequeño había salido de la casa, en el barrio Kennedy, sin que ella se diera cuenta.

Risaralda

Ubicación: La mayoría de casos han ocurrido en Pereira, donde se han registrado 6. Los restantes han ocurrido en Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal y en Santuario (2).

Sanciones:
Las sanciones van desde multas para los padres de los menores hasta la pérdida de custodia de los niños. Esta última medida se aplica para los menores de 12 años, y se realiza una investigación, con apoyo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), para tomar la determinación final.

Caso:
El más complicado ocurrió el martes en Pereira. Un niño, de 10 años, sufrió lesiones en el 10 por ciento de su cuerpo, cuando una papeleta le explotó en su bolsillo. El pequeño presenta quemaduras de segundo grado en la mano y en el muslo. Al parecer, la papeleta explotó cuando el niño la quería esconder para que su mamá no lo viera. El caso ocurrió en el sector de Barajas, en la vía que de Pereira conduce a Armenia. Las autoridades iniciarán una investigación para determinar la responsabilidad de los padres del menor afectado.

Caldas

Estado de los heridos: cinco ya fueron dados de alta. Tres presentan quemaduras de segundo grado y una joven necesitará de varias cirugías plásticas.

Sanciones:
Los padres de los menores afectados tendrán que asistir a una audiencia en plaza publica con sus hijos, para que respondan, ante un inspector de policía. Además deberán pagar una multa de cinco salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Caso:
Uno de los casos más graves en Caldas se registró en La Dorada. Allí a una joven, de 15 años, se le explotó un paquete de pólvora en su mano izquierda. Sufrió quemaduras de segundo grado y lesiones en la palma de la mano. Según el reporte médico no perderá los dedos, pero si le tendrán que realizar varias cirugías plásticas. La joven es atendida en el Hospital Infantil Universitario de la Cruz Roja. Según Carlos Jiménez, director científico del hospital, ella estará incapacitada por un mes.

Valle del Cauca

Sanciones: El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, advirtió que los padres cuyos hijos resulten quemados serán acusados de maltrato infantil. La medida busca prevenir accidentes o lesiones especialmente en los menores, pero se permitirán espectáculos pirotécnicos a cargo de expertos que acrediten la documentación pertinente para poderlos realizar. Fortunato García, subsecretario de Policía y Justicia, recordó que a quien sea sorprendido comercializando o manipulando la pólvora se le decomisará la mercancía.

Casos:
Al Hospital Universitario del Valle (HUV) llegó un pequeño de 7 años que estaba fuera de su casa con un grupo de amigos y fue alcanzado en sus ojos al ser arrojado un diablito contra el piso. "El compromiso no sería tan severo, de acuerdo con el reporte médico. El pequeño ya está siendo evaluado por oftalmología", dijo la directora del HUV, María Lucero Urriago. Y en Roldanillo, un joven de 18 años sufrió quemaduras en los genitales al estallarle un tote que llevaba en un bolso 'canguro' en su cintura.

Magdalena

Estado de los heridos: El adulto perdió tres falanges de la mano izquierda y al niño le cogieron varios puntos de sutura en una mano.

Las medidas:
Los vendedores que sean encontrados comercializando pólvora entre menores pagarían entre uno y dos años de cárcel y una multa de 16 salarios mínimos mensuales vigentes. Y los padres de familia que les entreguen pólvora a sus hijos, y estos resulten quemados, podrían perder la patria potestad, según el comandante de la Policía en el Magdalena, coronel Jorge Estupiñán Carvajal.

Caso: Omar Enrique Montes Mercado, un joven cataqueño de 18 años, fue una de las víctimas. El muchacho se encontraba la noche del lunes en la fiesta de grado de su hermana, en el barrio El Carmen, de Aracataca, cuando un hermanastro le dio un 'tirito' para que lo prendiera. "Tenía la mecha muy cortica y se me explotó en la mano. Se me volaron tres dedos", contó Ómar, que ingresó ayer al hospital Fernando Troconis, de Santa Marta, con una amputación parcial de tres falanges de la mano izquierda.

Quindío

Estado de los heridos: Los dos menores ya fueron dados de alta y se recuperan satisfactoriamente en sus casas. Los dos adultos sufrieron heridas leves y también están fuera de peligro.

Sanciones:
En los casos que han ocurrido no hay sanciones pues el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) Regional Quindío determinó que los padres no tenían responsabilidad. No se han tomado medidas contra vendedores, pues ellos manipulan y comercializan la pólvora para uso exclusivo en espectáculos públicos.

Caso:
El pasado 30 de noviembre, un menor, de 2 años, residente en el barrio Nueva Armenia, en el sur de la ciudad, se convirtió en la primera víctima de la pólvora. El menor se encontraba en la puerta de su casa cuando una 'sirena', lanzada por un joven de 17 años, se introdujo en su boca, causándole quemaduras de primer y segundo grado en la cavidad oral, laringe y faringe. El joven causante de la lesión culposa, de acuerdo con el código penal, no se pudo retener porque no fue capturado en flagrancia.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.