Bachilleres de colegio de Funza (Cundinamarca) fueron estafados con su excursión de grado

Bachilleres de colegio de Funza (Cundinamarca) fueron estafados con su excursión de grado

Un supuesto promotor de turismo les ofreció el plan perfecto, pero el día del viaje no apareció.

10 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Lo que comenzó como una ilusión por conocer el mar y el deseo de realizar un viaje más que merecido después de graduarse como bachilleres, terminó para un grupo de estudiantes del colegio departamental de Funza (Cundinamarca) Miguel Antonio Caro, en una profunda tristeza.

Al claustro estudiantil llegó en febrero de este año un hombre que se identificó como Armando José Altahona Castro, quien ofreció planes turísticos para la despedida de los alumnos.

Condominios bellísimos, pasajes, comidas y bebidas sin límite hacían parte el plan que tendría como destino Cartagena, Santa Marta y Medellín.

Con las maletas hechas

El engaño estalló el 4 de diciembre cuando los 46 estudiantes y los 5 profesores que viajarían se quedaron con las maletas hechas esperando los buses que nunca llegaron.

Sonia, una de las estudiantes del plantel, anhelaba la oportunidad de conocer el mar y de darse un chapuzón en las playas de Cartagena. No se cambiaba por nadie.

En su mente solo dibujaba el disfrute del plan vacacional de 5 días y 4 noches ofrecidos por la supuesta agencia. Todo estaba listo.
Hasta los trajes de baño nuevos y la ropa adecuada para la ocasión. Ese 4 de diciembre partirían de la sede del colegio.

Los padres también se congregaron para despedir a los muchachos que viajarían en dos microbuses. El ambiente era de regocijo y la tristeza no tenía cabida. Pero las horas pasaron y los buses no aparecieron. El desespero y la angustia se apoderaron de los jóvenes que inquietantes se preguntaban qué había pasado.

El gerente y promotor de la excursión, Armando José Altahona, ya no contestaba los teléfonos. La presencia de otras personas en el sitio alertándolos de que ese señor era un 'tumbador' bajó los ánimos de los alumnos y de sus padres que entraron en crisis.

Los profesores, coordinadores del viaje, empezaron a sentir el temor de haber sido estafados, como efectivamente ocurrió. Nadie lo podía creer, pues la agencia de viajes 'Expresos y Destinos Ltda.' aparecía en los registros de la Dirección de Impuestos y Aduanas, así como en las páginas de Cámara y Comercio y en el Registro Nacional del Turismo. Por eso nadie sospechó nada.

Sonia, como sus demás compañeros, tuvo que regresar a casa con las maletas hechas y las ilusiones destrozadas. Todo por culpa de un promotor que aparentemente los estafó: recogió por cada alumno 510 mil pesos para un total de 23 millones 460 mil.

"Hicimos rifas, nuestros papás sacaron plata de donde no había y hasta trabajamos para poder pagar la excursión que quedó en veremos", contó Sonia. Hoy, todos siguen esperando una explicación para este inicio de Navidad tan triste.

Redacción Hoy

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.