Las megabibliotecas públicas de la ciudad, todo un plan para estas vacaciones

Las megabibliotecas públicas de la ciudad, todo un plan para estas vacaciones

Además de hacer tareas, la gente acude a ellas para ver cine, espectáculos, exposiciones o para conectarse a Internet.

09 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Fidelidad es lo que tienen los usuarios de las tres megabibliotecas públicas de la ciudad: Virgilio Barco, El Tunal y El Tintal.

Y también, un gran uso de estos espacios. No sólo para hacer tareas o leer -los más comunes- sino para tener acceso a Internet (9,8 por ciento), a cursos y conferencias (3,5 por ciento), la sala infantil (2,1 por ciento) y a cine (1,7 por ciento). Todo es gratis.

Además, el 57 por ciento de sus usuarios hacen parte de los estratos para los que fueron creadas: el 1 y el 2. Del estrato tres la utiliza un 31 por ciento y de los estratos 4, 5 y 6 los usuarios suman el 8,76 por ciento.

Estos datos se desprenden de dos encuestas realizadas entre marzo y mayo pasados a 19.015 personas sobre la caracterización de usuarios, y otra, a 1.306 personas sobre la oferta cultural, y que serán presentados hoy por la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte (SDCRD).

Según Mauricio Silva, del Observatorio de Culturas de la SDCRD, "estos espacios (que empezaron a funcionar en el 2001) los emplean realmente quienes lo necesitan y acuden en gran cantidad".

Mensualmente son visitadas por unas 150.000 personas, siendo El Tunal la de más afluencia (55.000 en promedio) y la Virgilio Barco, la de menos (42.000 personas).

La oferta cultural ha ido creciendo debido a la aceptación de los usuarios. "Esa oferta fue pensada para la familia y aunque haya actividades por separado, a muchos eventos va todo el grupo o su gran mayoría", agrega Silva.

Las favoritas son presentaciones artísticas (concierto, danzas y teatro, entre otras), talleres, exposiciones y cine.

Y esta última ha tenido un gran aumento. Silva afirma que puede deberse a que el cine es, para muchas de estas personas, una actividad muy costosa, "pero más allá de esto es comprobar que esa oferta, que sale de la institucionalidad, es buena y está llegando con actividades que les gustan a los usuarios, a las que van y, sobre todo, de las que viven pendientes".

Los que más van

La localidad de Kennedy es una usuaria en potencia de la biblioteca El Tintal, que es la más cercana (74,4 por ciento).

Mientras tanto, habitantes de Tunjuelito (30,3 por ciento), Rafael Uribe Uribe (29,3 por ciento) y Ciudad Bolívar (21,1 por ciento) son los usuarios de la biblioteca El Tunal, en su zona de influencia.

La biblioteca Virgilio Barco tiene asistentes de Engativá (26,3 por ciento), Teusaquillo (13,3 por ciento), Suba (10,2 por ciento) y Barrios Unidos (8,4 por ciento).

Y mientras la Virgilio Barco es un lugar en el que se unen los visitantes del parque Simón Bolívar, que, según Silva hacen plan cultural y deportivo, El Tunal y El Tintal son como guarderías.

Muchas madres en época de vacaciones dejan a sus niños temprano en las bibliotecas -con almuerzo incluido- se van a trabajar y en la tarde los recogen.

Hasta hoy, ningún menor ha sufrido inconvenientes de salud o seguridad. Las bibliotecas son sus segundas casas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.