Desde la cárcel el ex senador Juan Carlos Martínez maneja su poder burocrático

Desde la cárcel el ex senador Juan Carlos Martínez maneja su poder burocrático

Mediante un BlackBerry está montando su representación para seguir en el Congreso en cuerpo ajeno. ¿Quiénes son sus cuotas políticas?

09 de diciembre 2009 , 12:00 a. m.

La cárcel no ha sido una limitación para que el ex senador Juan Carlos Martínez -llamado a juicio por vínculos con paramilitares- siga haciendo clientelismo. Lo mismo que  varios compañeros de prisión del pabellón de los 'parapolíticos' en La Picota, Martínez ha hecho de la tecnología su mejor aliada. Le basta conectarse mediante su BlackBerry para gestionar nombramientos y controlar la red de cargos que maneja.  Con su socio político, el gobernador del Valle Juan Carlos Abadía, han logrado consolidar un importante poder burocrático.

Quienes conocen los movimientos del controvertido ex senador, aseguran que desde la cárcel controla las alcaldías de Buenaventura, Caicedonia, Guacarí, San Pedro, Toro y Bolívar. "Los alcaldes de esos municipios ganaron las elecciones con el apoyo de Convergencia Ciudadana, partido al que pertenece Martínez", le aseguró a CAMBIO un político caleño.

El poder del ex senador es tan grande que, como lo reveló La W hace 20 días, logró que Libia Mosquera Viveros fuera nombrada por la Cancillería como cónsul general de Colombia en Washington. Mosquera fue hasta hace poco secretaria de Asuntos Étnicos de la Gobernación del Valle, cargo al que llegó, según políticos de la región, gracias a su cercanía con Martínez.

Sin embargo ella no menciona a su 'padrino', pero cuando periodistas de CAMBIO le preguntaron por su nombramiento aseguró que de la Presidencia de la República la llamaron para que enviara su hoja de vida y que no está segura si personas de Convergencia Ciudadana hicieron gestiones ante el Gobierno para que su nombre fuera tenido en cuenta.

Por su parte, funcionarios de la Embajada sostienen que Mosquera no daría la talla para el cargo de cónsul general, entre otras razones porque, según su hoja de vida, es licenciada en Comunicación Audiovisual y Derecho Civil y no tiene experiencia en la carrera diplomática.

Más fichas

Martínez, ampliamente reconocido por los sectores políticos de Cauca y Valle, se ha movido desde hace varios años a la sombra de políticos como Carlos Erney Abadía, padre del Gobernador del Valle, y gracias a ello hoy controla, al menos, 30 altos cargos regionales.

Según fuentes consultadas por CAMBIO, la cuota más grande de Martínez está en la Corporación Autónoma del Valle, una entidad con una nómina de 500 empleados y un presupuesto anual cercano a 200.000 millones de pesos. Conocedores de la situación sostienen que en el pasado la Corporación fue modelo de gestión y que hoy está en las garras de la politiquería y la corrupción. La actual directora de la CVC es María Jazmín Osorio, y fue escogida por el consejo directivo de la entidad, algunos de cuyos miembros hacen parte del grupo de Martínez.

En la Gobernación, el ex senador también tiene una buena tajada del ponqué burocrático. Allí figuran como sus fortines la Secretaría de Asuntos Étnicos, la de Desarrollo Institucional y la Consejería del Litoral Pacífico. En la Alcaldía, sus recomendados están en la Secretaría de Gobierno. Y a eso habría que sumarle entidades descentralizadas como Acuavalle, que maneja 37 acueductos regionales y cuyo gerente es Álex Pascual Loango.

En el Concejo de Cali y en la Asamblea Departamental la historia se repite. A su grupo político pertenecen tres de los 19 concejales de la ciudad, mientras que en la Asamblea tiene cuatro representantes: Yiminson Figueroa, Juan Eccehomo Calimán, Rubiel Muñoz y Jaime Aguilar. Así mismo, según fuentes políticas consultadas por CAMBIO, ejerce dominio sobre la Contraloría de Cali, que está en cabeza de Alma Carmenza Herazo.

Ahora, Martínez prepara el lanzamiento de quien quiere que sea su reemplazo en el Senado: Hemel Hurtado, ex secretario de Desarrollo Institucional del Valle y actual representante a la Cámara por Convergencia Ciudadana. Para la Cámara, su ficha será Jairo Hinestroza, un político de Buenaventura a quien Martínez le piensa endosar la representación de su partido.

Como es evidente, la cárcel no ha sido para Martínez una limitación y todo parece indicar que gracias a la tecnología el ex senador está montando su representación para seguir en el Congreso en cuerpo ajeno. Todo depende, sin embargo, de que los electores le hagan la segunda y voten por sus fichas. ¿Más de lo mismo?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.