Medicina alternativa en el embarazo debe ser complemento de la tradicional/ABC del Bebé

Medicina alternativa en el embarazo debe ser complemento de la tradicional/ABC del Bebé

Su indicación debe hacerse en casos específicos y se tiene en cuenta la historia médica de la gestante.

08 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Terapias y técnicas alternativas como la homeopatía, el yoga, la acupuntura, las esencias florales y la moxibustión (calentar puntos de acupuntura) sirven para aliviar malestares particulares del embarazo, teniendo en cuenta los antecedentes médicos de la paciente y como complemento de la medicina convencional.

"Sólo en casos muy específicos pueden llegar a convertirse en la primera elección después de haber agotado todas las posibilidades que los tratamientos tradicionales ofrecen", afirma el ginecoobstetra Juan Carlos Mendoza.

Santiago Rojas, médico bioenergético, explica que el uso adecuado e indicado de las terapias alternativas da muy buenos resultados y complementa el trabajo del ginecólogo.

Bondades del yoga

Esta técnica de relajación y pensamiento positivo ayuda a tranquilizar a la madre y la une afectivamente a su bebé. "Una gestante que practica yoga no solo aprende a respirar, a meditar y a relajarse, sino que va a tener tranquilidad mental", afirma Ana María de Caballero, profesora certificada de yoga.

Con las posturas, dice, la gestante aprende a dominar su cuerpo y a manejar su parte emocional. Está demostrado, igualmente, que el yoga ayuda a disminuir los dolores de espalda.

Homeopatía y terapia floral

Las dos son útiles para aliviar síntomas secundarios del embarazo, como ansiedad emocional, náuseas, gastritis, estreñimiento y dolores de espalda. También se usa en casos de infertilidad.

El ginecólogo bioenergético Mario Galindo indica que para diagnosticar y orientar a la paciente sobre cuál de estas dos terapias es la más adecuada, se le debe realizar un examen que incluya evaluación física, emocional y mental.

Se valora, por ejemplo, el origen de un malestar específico (puede ser muscular o emocional). En el caso de estrés generado por una circunstancia en particular, las esencias florales son indicadas.

Acupuntura

Es muy efectiva para tratar, por ejemplo, la hiperemesis gravídica (náuseas y vómitos persistentes durante el embarazo).

También se utiliza cuando hay amenaza de aborto y aborto recurrente.

"Las molestias bajitas o de la pelvis, desde el punto de vista de la acupuntura, son provocadas por un desequilibrio entre la energía del bazo y la energía del hígado. Si uno reequilibra la energía de esos órganos, la gestante se recupera de las dolencias", dice Carlos Raúl Gutiérrez, médico de la Universidad Nacional y acupunturista.

Para los mareos

Las náuseas, los mareos y los vómitos se pueden controlar.

Mario Galindo, ginecólogo bioenergético, sostiene que para prevenir las náuseas la gestante puede fraccionar la dieta (comer cada tres horas y en porciones pequeñas), tomar líquidos fríos o chupar hielo y comer fibra.

En cuanto a la terapia floral, afirma que se obtienen buenos resultados con el nogal y la mostaza, que dan ánimo, confianza y mejoran la depresión.

El manzano corrige la repulsión a la comida y cuando hay vómito hay que vigilar la hidratación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.